Publicidad
Publicidad

Asma leve: los neumólogos del Hospital del Mar piden que se mejore el abordaje terapéutico

Los especialistas consideran que el tratamiento que actualmente se utiliza en la mayoría de los casos, basado únicamente en broncodilatadores de acción corta, conocido como ventolin, puede incrementar el riesgo de crisis asmáticas graves.

El uso como único tratamiento de los broncodilatadores de acción corta, como el ventolin (salbutamol), sea de manera continuada o a demanda, puede incrementar el riesgo de crisis asmáticas graves, según destacan neumólogos del Servicio de Neumología del Hospital del Mar. Una evidencia que certifica un estudio liderado por médicos ...

El uso como único tratamiento de los broncodilatadores de acción corta, como el ventolin (salbutamol), sea de manera continuada o a demanda, puede incrementar el riesgo de crisis asmáticas graves, según destacan neumólogos del Servicio de Neumología del Hospital del Mar. Una evidencia que certifica un estudio liderado por médicos de este servicio y del de Farmacia del centro, y de investigadores del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM), que publica la revista Archivos de Bronconeumología. Los firmantes del trabajo apuntan que la alternativa con mejores resultados es el tratamiento con la asociación de corticoides inhalados y formoterol, ambos medicamentos ya existentes y disponibles para el tratamiento del asma.

En los casos de pacientes con asma leve, "el tratamiento con la asociación de corticoides inhalados y formoterol a demanda puede tener un impacto beneficioso sobre ellos, sobre todo si tenemos en cuenta el problema del mal cumplimiento del tratamiento inhalado en este tipo de pacientes, ya que esta alternativa ayudaría a mantener una efectividad elevada sobre las agudizaciones graves", explica la Dra. Pilar Ausín, neumóloga del Hospital del Mar y autora principal del estudio.

El asma leve es el más frecuente, pero un porcentaje importante de los pacientes hacen un control inadecuado, solo con ventolin a demanda. Esto provoca un alivio temporal de los síntomas, pero a la vez, perpetua o incrementa la inflamación bronquial, incrementando el riesgo de una crisis grave, que puede comportar el ingreso hospitalario e incluso, la muerte. "El tratamiento solo con este medicamento a demanda se tiene que reevaluar, incluso en los primeros estadios de tratamiento", asegura el jefe del Servicio de Neumología, el Dr. Joaquim Gea.

Además, su substitución por corticoides inhalados está recomendada por la guía internacional sobre asma Global Initiative for Asthma (GINA). De hecho, la Guía Española para el Manejo del Asma (GEMA), ha pasado de aconsejar el tratamiento solo con salbutamol para los pacientes leves a incorporar a su última revisión, realizada el pasado mes de mayo, el tratamiento con corticoides inhalados, aunque mantiene los broncodilatadores de acción corta con un máximo de dos inhalaciones al mes (antes eran dos a la semana).

Pacientes jóvenes sin crisis anteriores

El estudio elaborado por los investigadores del Hospital del Mar analizó datos de pacientes ingresados en el centro con un diagnóstico previo de asma bronquial entre junio de 2018 y junio de 2019. En total, 96 pacientes que requirieron ingresar en el hospital por una crisis asmática grave. La edad media fue de 58 años, y la estancia en el centro, de ocho días. El 10,4% sufrió una crisis con riesgo vital, siendo ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos o en la de semicríticos. Los pacientes de este grupo tenían unas características comunes. Eran pacientes más jóvenes, con una media de 28 años, diagnosticados de asma alérgica y solo recibían tratamiento con salbutamol.

La mitad de ellos necesitó ser intubados y ventilación mecánica, pero, afortunadamente, todos superaron la crisis. Ninguno de ellos había sufrido crisis asmáticas antes del episodio que obligó a su ingreso. "El estudio revela un perfil de paciente asmático joven, leve, de fenotipo alérgico y en tratamiento solo con salbutamol a demanda, que llega a urgencias con una crisis asmática de riesgo vital", apunta la Dra. Ausin.

Una enfermedad en crecimiento

El asma es una enfermedad con una prevalencia creciente desde los años sesenta del siglo pasado. Diversos estudios la cifran entre el 5 y el 10% de la población general. El descenso de la mortalidad asociada a esta enfermedad y de las tasas de hospitalización se ha frenado en la última década, con un incremento en el Estado en los últimos cuatro años. Se trata de una patología frecuentemente infradiagnosticada y, en los casos leves, frecuentemente con una adherencia inadecuada al tratamiento por parte de los pacientes.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts