España puede quedarse atrás en telemedicina tras los grandes avances debidos a la pandemia


16-07-2020
A pesar de que el pasado 3 de abril la telemedicina llegó a incrementarse un 1388% en el país, España corre el riesgo de perder parte de lo ganado en este terreno durante la pandemia de Covid-19. Así lo recoge una investigación de reciente publicación en la que también se demanda una adecuada regulación de la asistencia remota y una justa retribución para los médicos que atienda a sus pacientes mediante estas nuevas tecnologías.
 

Dentro del proyecto #YoPacienteDigital, se presentó este jueves, 16 de julio, el "Estudio sobre la consulta de salud virtual y sus beneficios para el sistema sanitario". Un trabajo en el que se destaca el papel que puede jugar la telemedicina ante el 70% de las consultas médicas, que responden a problemas banales de salud, y ante la resistencia que muestran aún muchos pacientes a la hora de volver a la consulta presencial de sus médicos.

espana-puede-quedarse-atras-en-telemedicina-tras-los-grandes-avances

Oriol Alcoba

Oriol Alcoba, responsable de Esade Creapolis, describió las principales actividades de su entidad y destacó la necesidad de impulsar la telemedicina por necesidades evidenciadas durante la pandemia de Covid-19, tal como se recoge en esta iniciativa de investigación generada junto al Barcelona Health Hub (BHH).

El consejero delegado de BHH, Luis Badrinas, que acompañó a Alcoba en la introducción al encuentro digital, se refirió al informe como a un inicio de hoja de ruta que permita impulsar y regular la telemedicina en España, con apoyo de las profesiones sanitarias, los hospitales, las industrias y las administraciones del sector salud.

Por eso destacó en este estudio la recogida de ejemplos internacionales de telemedicina, gracias al trabajo realizado por con la supervisión del consejo asesor de la entidad investigadora.

espana-puede-quedarse-atras-en-telemedicina-tras-los-grandes-avances

Luis Badrinas

Joan Barrubés, responsable de Esade & Antares, aportó su definición de telemedicina y se remontó a unos albores que situó en el año 1879, dentro de un número de la revista The Lancet, y cuando Willlem Einthoven postuló la posibilidad de hacer tele-electrocardiogramas en 1906, junto a otros ejemplos para la atención sanitaria desde barcos y a través del teléfono.

Para Barrubés, la tecnología ya no es una barrera para la generalización de las consultas remotas en España, según el informe de Bertelsmann Stiflung y el índice de madurez tecnológica de la Federación de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin). Trabajos previos a una pandemia que sobrepasó los marcos regulatorios en todos los países, tal como observó el ponente.

espana-puede-quedarse-atras-en-telemedicina-tras-los-grandes-avances

Joan Barrubés

Sobre el aumento de las teleconsultas, escaló su incremento de uso en un 359%, el 20 de marzo; en un 1188%, el 27 de marzo; y hasta en un 1388% de crecimiento, el pasado 3 de abril, con beneficios acompañados como la pérdida de miedo a estas tecnologías por parte de pacientes y profesionales sanitarios. Dado que este medio ahorra desplazamientos, reduce las listas de espera y mejora la experiencia de paciente. De forma que se aporta valor y se mejoran los resultados en salud, según el informe.

Enunció este directivo tres grandes principios y ocho recomendaciones necesarios en telemedicina. Porque, según afirmó, esta tecnología viene a complementar la asistencia clásica y a quedar reflejada en los historiales clínicos, cuando su uso sea pertinente como un formato no presencial.

El ponente requirió que la telemedicina permita una buena encriptación y un adecuado registro, disponibilidad para todos los agentes y virtualidad para mejorar las organizaciones asistenciales. Para lo que puso como ejemplo las implementaciones realizadas hasta el momento por el CatSalut o el SERMAS.

Desde la exigencia de que el tiempo de telemedicina también se remunere a los profesionales sanitarios, como en salud presencial, y tras recibir la adecuada formación. Misión para la que demandó una adecuada alineación de todos los stakeholders.

Para concluir, este ponente temió que al "pico" de telemedicina surgido durante la pandemia siga un aplanamiento de su "curva" por desinterés oficial hacia estas tecnologías.

espana-puede-quedarse-atras-en-telemedicina-tras-los-grandes-avances

Dr Óscar García-Esquirol

El médico intensivista Óscar García-Esquirol, director médico y vicepresidente de BHH, apostó por el seguimiento telemático del paciente intervenido en Cirugía Mayor Ambulatoria (CMB). A partir de unos orígenes de la telemedicina profusamente usada en los entornos rurales y potenciados enormemente con la llegada de internet.

Para este médico asistencial un aspecto positivo de la pandemia ha sido que los profesionales hayan tenido que abrazar estas nuevas tecnologías, que antes no habían podido asumir por sobrecarga de trabajo. Como si antes del SARS-CoV-2 hubiera una suerte de "anticuerpos" contra dicha teleasistencia.

Destacó además García-Esquirol la necesidad de ampliar el parque tecnológico para hacer universal la telemedicina.

A ello añadió la conveniencia de incorporar todos los nuevos conocimientos a una enseñanza de la Medicina que aún mantiene unos contenidos propios de hace dos siglos.

En opinión de este intensivista, después del voluntarismo demostrado por los profesionales sanitarios tiene que llegar una adecuada retribución y reconocimiento. En la estela de lo hecho ya en Francia, país vecino en el que las consultas remotas ya son consideradas como actos médicos y abonadas como tales. Al igual que en Estados Unidos, explicó, donde las aseguradoras pagan a los médicos con la misma cantidad las consultas presenciales que las que se hacen a distancia.

espana-puede-quedarse-atras-en-telemedicina-tras-los-grandes-avances

Manel Peiró

Seguidamente, Manel Peiró, director del Institute for Healthcare Management de Esade, aportó su punto de vista académico al afirmar que el criterio profesional debe elegir entre la consulta remota y la presencial. Aspecto que abre la puerta a una regulación de las consultas teleasistidas para la orientación diagnóstica, la prescripción electrónica y la petición y gestión de pruebas complementarias

Apeló Peiró al rol de los colegios profesionales para un buen aterrizaje de la telemedicina con exigencias de seguridad jurídica para los proveedores de salud. En un contexto en el que la elección de las plataformas más adecuadas aún no está resuelto, como también ocurre con el delicado asunto de la financiación y la remuneración, según detalló.

Para este coautor del informe, los sistemas sanitarios han demostrado una gran madurez durante la crisis sanitaria creada por la nueva enfermedad, muy por encima de lo esperable.

Igualmente, este académico vaticinó que las formas remotas entrarán con mayor fuerza en las administraciones, junto a otros beneficios derivados de estos meses, como que todo el mundo ha ganado en puntualidad, gracias a las citas virtuales. Porque las reformas llegadas a los poderes públicos siempre han venido de abajo arriba, en sentido bottom-up.

espana-puede-quedarse-atras-en-telemedicina-tras-los-grandes-avances

Cristian Pascual

Cristian Pascual, presidente de BHH, también evidenció la necesidad de regular la telemedicina en España porque la falta de un marco legislativo deja al país en posición de desventaja respecto a otros puntos del planeta. De forma que España podría ser dependiente de soluciones tecnológicas desarrolladas en otros países.

Para Pascual es urgente que el país se dote de un adecuado marco regulatorio y compensatorio, antes de que vuelva a surgir otra crisis o se avive la presente, que aún no ha terminado.

Como otro aspecto a mejorar, el presidente se refirió a la brecha tecnológica que afecta a los ciudadanos no familiarizados con las nuevas tecnologías. Aunque él mismo comentó que había mantenido videoconferencias con sus abuelos, durante el confinamiento.

En general, los ponentes coincidieron al predecir que la telemedicina bajará en su uso realizado durante la pandemia para dejar las pantallas en su sitio que, sin duda, será muy superior al previo a la llegada de la nueva enfermedad.

Concluyó el presidente de BHH con el deseo de sumar todos los esfuerzos posibles para impulsar la modernización de la medicina en el país, con el deseo de que no quede rezagado en este terreno ante ejemplos punteros como, por ejemplo, el de Francia.