Publicidad
Publicidad

Un diurético mejora los síntomas del autismo en pacientes pediátricos

Un estudio demuestra por primera vez que la alteración en la proporción de dos neurotransmisores subyace al beneficio.

Un ensayo clínico realizado por científicos de diversos centros de investigación de Shanghai indica que la bumetanida, un fármaco habitualmente usado para tratar la hipertensión, reduce la severidad de los síntomas en el desorden del espectro autista (ASD) en niños. La administración del fármaco dos veces al día durante 3 meses ...

Un ensayo clínico realizado por científicos de diversos centros de investigación de Shanghai indica que la bumetanida, un fármaco habitualmente usado para tratar la hipertensión, reduce la severidad de los síntomas en el desorden del espectro autista (ASD) en niños.

La administración del fármaco dos veces al día durante 3 meses mejoró los índices asociados a respuestas emocionales y comunicación verbal y no verbal. En el examen del mecanismo subyacente a este beneficio los investigadores analizaron el cerebro de los participantes mediante resonancia magnética espectroscópica, una técnica que permite estudiar las concentraciones de neurotransmisores.

Tanto en el córtex insular como en el visual se constató una progresiva reducción en la proporción entre ácido gamma-aminobutírico (GABA) y glutamato. Fei Li, científico en el Instituto de Investigación Pediátrica de Shanghai y co-director del estudio, afirma que el desequilibrio entre neurotransmisores excitadores e inhibidores durante la fase temprana de la vida puede afectar los sistemas sensoriales, emocionales y los relacionados con la memoria, lo que impone la necesidad de una intervención terapéutica igualmente temprana.

Los resultados de este ensayo son consistentes con estudios preclínicos en los que la administración maternal de bumetanida antes del parto en modelos animales de ASD promueve en la descendencia un cambio de función del GABA, que pasa de ser excitador a inhibidor, restaurando con ello el perfil electrofisiológico de ciertas áreas del hipocampo y del cerebelo, así como el volumen cerebral.

Barbara Sahakian, Profesora de Psiquiatría en la Universidad de Cambridge y co-autora del estudio, subraya la importancia del estudio indicando que éste identifica un fármaco con la capacidad de actuar en una fase en la que el cerebro se encuentra todavía en desarrollo.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts