Publicidad
Publicidad

La accesibilidad, clave para un sistema eficaz y equitativo

Mejorar el acceso a los servicios sanitarios, potenciar la sostenibilidad del sistema e impulsar la integración de los procesos son elementos esenciales para los gobiernos de Extremadura y Castilla y León. Precisamente la dispersión geográfica de estas regiones, junto a otras peculiaridades de la población como los altos índices de cronicidad y de dependencia, exigen respuestas coordinadas que sepan integrar el aspecto social con el sanitario en una estrategia común.

Con una población de más de un millón de habitantes, Extremadura dedicó 1.603.961 miles de euros a Sanidad el pasado 2018, lo que supuso un 4,22% respecto al año 2017. La política sanitaria en estos últimos años ha estado marcada por el Plan de Salud de Extremadura que está vigente ...

Con una población de más de un millón de habitantes, Extremadura dedicó 1.603.961 miles de euros a Sanidad el pasado 2018, lo que supuso un 4,22% respecto al año 2017. La política sanitaria en estos últimos años ha estado marcada por el Plan de Salud de Extremadura que está vigente desde 2013 y hasta el año 2020.

Como metas a alcanzar, el Plan de Salud se propone tres objetivos prioritarios: prolongar la duración y la calidad de la vida (añadir años a la vida y vida a los años); reducir las desigualdades en la salud, garantizando la equidad y la solidaridad del sistema, y garantizar la eficiencia de los servicios sanitarios.

Ejes estratégicos

Los principales ejes estratégicos de estos ochos años giran en torno a la atención de los problemas de salud prevalentes, esto es, aquellos que abordan las principales causas de morbilidad y de mortalidad; a la protección del estado de salud y prevención de la enfermedad -considerando aspectos como los controles de salud de la población, la salud laboral, la seguridad alimentaria o la educación para la salud-; y un tercer eje que se dirige a la mejora del Sistema Sanitario Público de Extremadura mediante la optimización de sus estructuras y de los procesos asistenciales, de su funcionamiento, de su integración y coordinación, del fomento de la participación ciudadana y la implicación de los ciudadanos en su propia salud, etc.

Este último punto es fundamental en la política sanitaria de la Junta que ha invertido 3.114.000 euros en el suministro de aparatología médico-asistencial destinada al Servicio Extremeño de Salud. Dicha partida se materializará en equipos para los principales hospitales de la región como son el Complejo Hospitalario Universitario de Badajoz, los Hospitales de Coria, los de Navalmoral de la Mata, Don Benito-Villanueva de la Serena, Hospital Virgen del Puerto de Plasencia o el de Llerena-Zafra; también para el Hospital de Mérida o el del Virgen del Puerto de Plasencia.

Nivel asistencial

Las asistencia sanitaria es esencial en una CCAA en la que sólo 98 municipios de 385 sobrepasaban los dos mil habitantes, prueba de la dispersión geográfica del territorio extremeño. A ello se suma el proceso de despoblación que experimentan las zonas rurales y otros factores que afectan a la salud como el envejecimiento progresivo de la sociedad.

Todo lo cual precisa de un sistema salud público coordinado que sea capaz de dar respuesta a las necesidades de los extremeños, teniendo en cuenta además otras peculiaridades de la población envejecida como son los niveles de cronicidad y de dependencia -en Extremadura en 2012 el 31,56% de las personas mayores de 65 años eran dependientes-.

Accesibilidad

Y esto es precisamente una de las metas que se plantea el Plan de Salud 2013-2020: la mejora de la integración de los sistemas sanitario y social, y el fortalecimiento del nivel asistencial. Para ello es fundamental potenciar la accesibilidad a la Atención Primaria; optimizar los recursos sanitarios existentes e implicar a los usuarios en la prevención de la salud. Así, por ejemplo, parte de la cartera de servicios del primer nivel de actuación del sistema sanitario se destina a la prevención y detección precoz. Precisamente uno de los indicadores de accesibilidad son las listas de espera, que en junio de 2019 en Extremadura ascendían a 21.646 pacientes que estaban pendientes de una intervención quirúrgica, con una media de espera de 111 días. Las especialidades más afectadas eran oftalmología, traumatología y cirugía general.

Participación ciudadana

También la participación ciudadana forma parte intrínseca del Sistema de Salud Extremeño. No en vano se promueve la libre elección del profesional de medicina, del servicio y del centro; la selección de las posibles opciones terapéuticas; la expresión anticipada de voluntades; el consentimiento previo para cualquier intervención médica; la utilización de procedimientos de reclamación y sugerencias, y la petición de información. Políticas que a lo largo del tiempo han dado su fruto, y prueba de ello es que la sanidad era considerada por la ciudadanía extreme- ña como el área de mayor interés, según los datos del barómetro sanitario. Además, el 69% de la población consideraba que el sistema de salud funciona bien o bastante bien.

Para leer el artículo completo, haz clic en el PDF adjunto

Descargar PDF
Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts