Publicidad
Publicidad

La telemedicina militar española, pionera de la medicina no presencial

Las Fuerzas Armadas llevan años perfeccionando el concepto de medicina no presencial, contando con un complejo y eficaz sistema de transmisión de información. Algunos de sus expertos lo han desarrollado en el congreso de la AEIH.

"Nos tenemos que ir acostumbrando al concepto del e-health, salud electrónica, que es el futuro de la telemedicina". Así de tajante se muestra el moderador de la primera mesa del 37º Seminario de Ingeniería Hospitalaria Congreso Nacional, Juan M. Sieiro Enriquez, teniente coronel médico de la Armada. Las Fuerzas Armadas ...

"Nos tenemos que ir acostumbrando al concepto del e-health, salud electrónica, que es el futuro de la telemedicina". Así de tajante se muestra el moderador de la primera mesa del 37º Seminario de Ingeniería Hospitalaria Congreso Nacional, Juan M. Sieiro Enriquez, teniente coronel médico de la Armada. Las Fuerzas Armadas son pioneras en este campo, como resalta Pedro J. Gil, jefe del Servicio de Telemedicina y teniente coronel médico del Hospital Central de la Defensa. "Nuestra misión es proporcionar apoyo y asesoramiento sanitario a distancia, a personal en Zona de Operaciones o localizaciones remotas o de difícil acceso", explica. Pero no es la única labor de la telemedicina militar española, que en última instancia está "diversificada en varias áreas: docente, pericial, investigadora y de consultoría".

Por su parte, José García Córdoba, jefe CIS del Servicio de Telemedicina del Hospital Central de la Defensa "Gómez Ulla", da unas pequeñas nociones sobre el funcionamiento de este sistema dentro del Ejército. "Un sistema de telemedicina tiene dos vertientes, médica y de comunicaciones". Centrándose en el segundo ámbito, añade, "La red de telemedicina de las FAS está compuesto por varios nodos. El principal, el centro de referencia "Gómez Ulla", y los nodos remotos".

Así, ese nodo principal proporciona "una capacidad de apoyo 24/7, aumenta de forma exponencial la capacidad sanitaria del personal sobre el terreno, proporciona un servicio ágil y eficaz, con líneas de intercambio de información médica permanentemente abiertas, con economía de ancho de banda y cumpliendo las exigencias de la Intranet del Ministerio de Defensa".

Seguidamente ha tomado la palabra Arturo Enrique Inda, gerente de operaciones de Ge Healthcare Partners para hablar hablar de las aplicaciones de los centros de mando en el área de Sanidad. "Estos centros son comunes en muchas industrias, como el de la NASA en Houston (EEUU) y manejan muchos tipos de información. Se usa para medir el rendimiento, plantear un diseño de calidad y optimizar continuamente", detalla.

Teniendo como referencia experiencias reales, Inda explica también los tipos de problemas que impactan en el centro de mando de un hospital más frecuentemente. "Los pacientes ingresados esperan demasiado en urgencias o para subir y bajar, otros son retenidos con frecuencia en UCPA y algunas veces en el quirófano. Se da habitualmente, de la misma forma, que las personas ingresadas permanezcan bajo nuestro cuidado por exceso de días. Además, hay poco conocimiento en tiempo real de riesgos a nivel de unidad y pacientes. Y, por último, operaciones rutinarias requieren de algo parecido al heroísmo, causando fatiga del personal".

Por último, María Ángeles Gutiérrez Puente, directora de ciberseguridad, ha desarrollado algunas claves sobre este tipo de actividad, que en su opinión, se ha profesionalizado. "Observamos que existen organizaciones que funcionan incluso como empresas. Se ha sofisticado mucho en los últimos años". De hecho, se trata de una actividad delictiva horizontal, por lo que afecta a todos los niveles, incluido el sanitario. Este es, de hecho, el entorno más afectado por el cibercrimen, según los últimos informes. "Ahora mismo lo que más se paga en el mercado negro es un expediente clínico, alcanzado casi los 400 dólares", apunta la experta.

Sobre cómo afrontar este gran problema, Guitiérrez sostiene que las soluciones aisladas no van a proteger completamente el negocio. "Por ejemplo, no se puede solucionar el problema de un empleado disconforme con un cortafuegos; de la misma forma, no puede resolver el problema de un pirata informático por el hecho de cumplir con las leyes. La mayoría de las empresas cuentan con casi toda la tecnología necesaria. Lo que no tienen son reglas sobre cómo usar esta tecnología en forma segura".

Entonces, ¿qué hacer? "Aparte de potenciar la estrategia de formación y concienciación, es necesario mantener todas nuestras aplicaciones y sistemas actualizados: sabiendo que los exploits se aprovechan de los agujeros de seguridad, resulta vital cerrarlos cuanto antes. Por eso es necesario mantener una política de eficaz. Además, implementar la cultura del Data Loss Prevention, la protección de pérdida de datos, y asegurarse de que tenemos un buen sistema de gestión de identidades".

Aplicado a la telemedicina, es igualmente principal tener en cuenta la necesidad de protección de este intercambio de datos. "Hay que garantizar que se transfiere esa información de forma adecuada, por ejemplo, cifrándola. Hay tecnología y medios adecuados para paliar esa amenaza".

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts