La patología dual desde el género, TCA y pacientes ingresados


28-09-2019
En la última jornada del XXII Congreso Nacional de Psiquiatría se abordó la patología dual desde distintos puntos de vista. En concreto, desde una perspectiva de género, trastornos de la conducta alimentaria y pacientes ingresados. Sin duda, fue un avance de lo que se podrá encontrar en el Congreso de Patología Dual que tendrá lugar del 21 al 23 de mayo de 2020 en Sevilla.
 

Los trastornos depresivos y los trastornos por uso de sustancias (TUS) son enfermedades mentales muy prevalentes en la población, constituyendo una de las principales causas de enfermedad. En concreto, la depresión es más frecuente en mujeres que en hombres, aunque la mayoría de las TUS son más prevalentes en hombres. La co-ocurrencia de depresión y depresión dual (SUD) es la patología dual más prevalente.

La depresión dual es más frecuente cuando hay un TUS de gravedad moderada-grave, que si el TUS es de gravedad leve. La DM dual es más frecuente independiente que inducida, salvo en caso del TUS por alcohol. Asimismo, los pacientes con depresión dual presentan mayor prevalencia de intentos de suicidio y suicidios consumados. Además, los pacientes con depresión dual presentan mayor problemática social y más utilización de recursos sanitarios, incluido un mayor número de hospitalizaciones psiquiátricas.

"La depresión dual es dos veces más prevalente que en mujeres que en hombres con cualquier TUS. Existe el doble de casos de depresión mujeres con TUS, que en aquellas que no padecen trastorno por uso de sustancias. Además, aquellas mujeres con depresión dual presentan un mayor riesgo de experimentar violencia en su pareja", apuntó Marta Torrens Melich, catedrática de la Universidad Autónoma de Barcelona y médico psiquiatra y jefa del grupo de investigación en adicciones del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) y directora del proceso de Adicciones del Instituto de Neuropsiquiatría y Adicciones del Hospital del Mar (INAD).

Existen factores potenciales implicados en la diferencias de género en la depresión. Estos son de tipo biológico, psicológico y ambiental. En el caso de la depresión dual influyen factores como las hormonas, violencia intepersonal después de la infancia y eventos comunes de la vida: exposición al estrés. "El tratamiento de la depresión dual debe tener en cuenta la prevalencia de estos factores de riesgo en las mujeres que consumen sustancias, a fin de desarrollar el enfoque más adecuado", señaló Torrens.

Trastornos de la conducta alimentaria y patología dual

Los pacientes con trastornos alimentarios consumen sustancias para controlar u obtener energía (cafeína, tabaco, insulina, estimulantes, laxantes, diuréticos…), como reguladores emocionales (alcohol, sustancias psicoactivas) o por dificultad de control (impulsividad). "El 50% de las personas con un trastorno de alimentación abusan de alcohol u otras sustancias lícitas con una tasa cinco veces mayor que la población general. El 35% de las personas con un trastorno por consumo de sustancias presentan un trastorno de alimentación con una tasa 11 veces mayor que la población general", comentó Ignacio Basurto Villamor, Instituto de Psiquiatría y Salud Mental Hospital General Universitario Gregorio Marañón.

El abuso de sustancias y los trastornos alimentarios tienen mucho en común, especialmente en términos de factores de riesgo. Alguno de estos son: factores biológicos, antecedentes en el trastorno en la familia, pobre imagen de sí mismo, problemas de humor (depresión, ansiedad y pensamientos de suicidio), presión social, estar aislado de los demás, historial de comportamiento compulsivo…

"Con algunas excepciones, la evaluación de los trastornos alimentarios es marcadamente similar a la evaluación de la adicción a las drogas", afirmó Basurto. Múltiples estudios han demostrado que muchas personas con trastornos alimentarios presentan patología dual, "siendo especialmente significativo en la bulimia y el trastorno por atracón", puntualizó.

Las causas fundamentales de los trastornos alimentarios y de la adicción son similares. La investigación sugiere un fuerte componente genético en ambos, así como vínculos con ciertos procesos cerebrales, rasgos de la personalidad tales como impulsividad, presiones sociales, dinámica familiar, desencadenantes ambientales y trauma emocional. "Aquellos que luchan tanto con la adicción a sustancias como con un trastorno alimentario deben recibir un tratamiento integral de especialistas con experiencia en ambos temas".

La patología dual en pacientes ingresados

La patología dual es muy frecuente en unidades hospitalarias, tanto en unidades de agudos de psiquiatría como en unidades de desintoxicación hospitalaria con prevalencias entre el 25% y 60%. "En los pacientes duales los trastornos más frecuentes son los trastornos afectivos y los trastornos psicóticos y el trastorno por consumo de alcohol y cocaína", explicó Lara Grau-López de la Sección de Adicciones y Patología Dual, servicio de psiquiatría Hospital Universitari Vall d´Hebron Universidad Autónoma de Barcelona.

"Los pacientes duales tienen un peor funcionamiento psicosocial y requieren un mayor uso de recursos sanitarios", añadió. En opinión de Grau la patología dual requiere un tratamiento integrado.