¿Las aplicaciones móviles son realmente útiles en psiquiatría?


28-09-2019
La aplicación de la tecnología a la investigación y su utilización en los pacientes otorga una mejor oportunidad única de un tratamiento más personalizado y efectivo En este sentido, EMA (Ecological Momentary Assesment) aporta una evaluación de la conducta o estados afectivos en el momento en el que se producen y en contextos cotidianos. A través de una aplicación para teléfono móvil, por ejemplo, permite capturar la información en el mundo real y en tiempo real.
 

"Así, tenemos una visión más dinámica de lo que sucede entre consulta y consulta, es decir el día a día. Para ello hemos desarrollado una plataforma que permite dos tipos de monitorización. La primera es implícita o pasiva, ya que a través de los datos sensores de los datos móviles podemos obtener datos de localización, actividad social, llamadas, etc. La segunda sería de tipo activo, ya que permite hacer un cuestionario al paciente. Por otro lado esta plataforma EMA permite también la intervención", explicó Maria Luisa Barrigón, investigadora en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid.

Las ventajas que aporta esta tecnología son: el seguimiento longitudinal continuo, respecta el contexto ecológico, permite el estudio de variables que fluctúan en el tiempo y antecedentes inmediatos de una conducta, indicando los factores de riesgo a corto plazo. "Todo esto tendrá futuras aplicaciones para la práctica clínica diaria en sistemas de detención de riesgo, aprendizaje continuo y medicina personalizada", subrayó Barrigón.

Las limitaciones de este sistema son: la dificultad de contar con la participación de los pacientes y que estos no abandonen (esto hace que las muestras sean pequeñas), el seguimiento sea corto y hay incentivos económicos a los pacientes. "Esto último se realiza porque se entiende que contestar a constantemente a preguntas puede resultar cargante para los pacientes que se prestan a estas investigaciones", comentó Alejandro Porras Segovia, investigador en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid.

El desarrollo de este tipo de Apps requiere la participación de los pacientes, pero también permite una personalización de las mismas. Se puede realizar, por ejemplo una monitorización del sueño mediante tecnología móvil. Así, desde la Fundación Jiménez Díaz de Madrid se llevó a cabo este tipo de investigación para la prevención de la conducta suicida.

Salud mental y adicciones de las mujeres embarazadas (WOMAP)

Otro estudio de esta misma institución, con utilización de aplicación móvil, estuvo enfocado en la salud mental y adicciones de las mujeres embarazadas o WOMAP (Women Mental Health and Addictions on Pregnancy). Uno de los objetivos que persigue este estudio es desarrollar una infraestructura colaborativa entre los servicios de psiquiatría y ginecología que mejore los servicios que se ofrecen a las mujeres embarazadas con problemas de uso de tabaco, benzodiacepinas y otras sustancias y/o problemas de salud mental. En España, hay una prevalencia de de tabaquismo en cada uno de los trimestres de embarazo del 21,2%, 18,5% y del 13,3%, respectivamente. El 40,7%, 23,1%, 17,1% para el alcohol y el 4,8%, 1,9% y 1,2% para el cannabis.

Para llevar a cabo esta investigación se utilizó una App en la que tan solo el 38,5% la descargaron y la completado al menos una sesión. El no identificarse con el programa, el no saber cómo utilizar la app, problemas personales o falta de espacio en el móvil fueron las causas más destacadas en el no uso de la aplicación. En cambio un 52% completaron la segunda llamada telefónica.

"Solo el 10,6% de las pacientes positivas a problemas de salud mental y sustancias (141) recibieron tratamiento específico en los últimos tres meses, mientras que el 12,1% tenía programada una cita en el mes siguiente", apuntó Rodrigo Carmona Camacho, psiquiatra de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid. El 30% de la muestra (1389 mujeres) había fumado en el último año, el 46,6% de ellas de forma diaria.

De la submuestra evaluada en profundidad, 51 de las mujeres (41,5%) presentaban al menos depresión moderada, 25 (20,2%) al menos ansiedad moderada, 22 (17,7% TEPT en la PCL. Además, 33 de las 81 que habían tomado alcohol obtuvieron puntuaciones al umbral en AUDIT.

"El estudio también reveló que en aquellos casos de ansiedad fue más eficaz la intervención con psicóloga que con la App. Por lo que la App no supuso una mejoría respecto a los controles habituales", concluyó Carmona.

Por último, Javier David López Moriñigo médico adjunto del Servicio de Psiquiatría de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid. habló sobre la aplicabilidad de EMA a casos de esquizofrenia. En psicóticos su utilización es mucho más limitada. Además se produce un riesgo de recaída con lo que sería necesario reformular EMA para este tipo de pacientes.