¿La psiquiatría está en crisis?


27-09-2019
La crisis de la psiquiatría es uno de los temas a debatir. Hay profesionales que opinan que, efectivamente, esta especialidad médica está inmersa en una crisis y otros que no es tal. El que la psiquiatría esté en crisis no quiere decir que sea algo negativo, al contrario, es una buena noticia.
 

Según Guillermo Lahera Forteza, psiquiatra, profesor de psiquiatría y psicología médica de la universidad de Alcalá, CIBERSAM se trata de una "crisis de replanteamiento y revitalización". Es decir estaríamos hablando de una crisis de concepto, de clasificación, asistencial, de imagen y reclutamiento. "Dentro del marco de la neurociencia, la psiquiatría puede saltar a siguiente nivel de complejidad. Las explicaciones sencillas, lineales o paralelas han colapsado y emerge un nuevo paradigma", afirmó.

Por tanto, estaríamos hablando de una crisis no en el sentido de descalificar a esta especialidad médica, ni tampoco se trata de disolverla en otras disciplinas como trabajo social psicología social, etcétera. Asimismo, cuando se afirma que la psiquiatría está en crisis, no hace referencia alguna a desistir de la investigación científica y desconectar de las neurociencias, ni intentar re-ideologizar la psiquiatría.

El sentido de crisis del que se partió, en este foro del Congreso Nacional de Psiquiatría, era en base a la revitalización de esta especialidad médica, a reconocer los límites del actual marco teórico para entender los trastornos mentales y reconocer que se ha de cambiar el rumbo en algunos aspectos.

La psiquiatría no está en crisis, ¿o sí?

Marina Díaz Marsá, jefe de sección de HCSC, Universidad Complutense y presidenta de la Sociedad de Psiquiatría de Madrid, ofreció su punto de vista en el que niega que la profesión esté en crisis. Díaz parte de que la psicología no es solo biológica o solo social, sino que ambas son una. Aboga por un retorno a la esencia, es decir, adoptar un modelo médico."Los enfermos siguen viniendo a nuestras consultas, por lo que no podemos estar en crisis", afirmó. Aunque también señaló que algunos pacientes echan de menos que los psiquiatras les escuchen.

En definitiva, la psiquiatría deberá aprender a adaptarse a los cambios que está experimentando la sociedad, así como saber integrar el conocimiento en la práctica clínica diaria. Sin perder de vista la creciente sensibilidad sobre cómo se atiende a las personas con problemas de salud mental, crear y seguir los protocolos y guías, así como luchar contra el estigma.

Opiniones de los asistentes

Los profesionales que asistieron a este debate aportaron su opinión y al igual que en la mesa había cierta división. Algunos profesionales reclamaban tener un foro abierto donde abordar los distintos temas. Este estaría abierto no solo a los psiquiatras, sino también a otras disciplinas como filosofía o psicología. En cambio, otros profesionales echaban en falta teoría clínica de la psiquiatría.

También había quienes se mostraban optimistas con la profesión, debido a los notables cambios de los últimos años. Se recordaron los antiguos manicomios donde se recluían a los enfermos, pero hoy en día estos últimos demandan poder trabajar como cualquier persona. Sin embargo, los psiquiatras están de acuerdo que necesitan más recursos por parte de la Administración Pública para poder seguir avanzando en la práctica médica e investigación.