La problemática de la falta de adherencia en psiquiatría


26-09-2019
En Europa la no adherencia terapéutica causa casi 200.000 muertes por año, y se cuantifican más de 125.000 millones de euros en pérdidas económicas.
 

Un tratamiento farmacológico está dirigido a reducir o eliminar los signos y síntomas por mi edad, restablecer el papel o moción del individuo, así como minimizar el riesgo de recaída o recurrencia. Pero para que esto sea posible el paciente debe seguir las instrucciones dadas en su caso.

Qué no es adherencia

La adherencia no hay que confundirla con cumplimiento. Aunque tradicionalmente se ha utilizado el término "cumplimiento" para definir el grado en que un paciente sigue las recomendaciones del prescriptor. Esto parece implicar que el paciente tiene un rol pasivo en su tratamiento, limitándose a tomar el medicamento tal cual se le prescribió. Por tanto, ese término culpabiliza al paciente que falla a la hora de seguir las instrucciones médicas otorgadas.

Tampoco ha que caer en el error de equivocar concordancia con adherencia o cumplimento. Ninguno de los dos es sinónimo de concordancia. Esta última se basa en la noción de que las consultas entre clínicos y pacientes consisten en negociaciones entre iguales, y reconoce que cada paciente puede diferir en simulación de los riesgos y beneficios de un determinado medicamento.

En la actualidad, se prefiere el término adherencia para referirse al grado en el que el comportamiento del paciente coincide con las recomendaciones acordadas entre el profesional y el paciente. En este caso, el paciente tiene una participación activa. Y es responsabilidad del médico la creación de un clima de diálogo que facilite la toma de decisiones compartidas.

La magnitud del problema

Como punto de partida, tenemos que tener en cuenta que la adherencia deficiente al tratamiento de una enfermedad crónica es un problema mundial. Todos sabemos que los medicamentos no funcionan si el paciente no los toma. De hecho, se estima que entre el 22% y el 50% de los fármacos prescritos por las enfermedades de larga duración no se toman de la forma adecuada. Así como que el 30 al 40% de los pacientes habían al seguir regímenes diseñados para prevenir problemas de salud.

Esta mala adherencia terapéutica implica unos gastos médicos de 290.000 millones de dólares por año. Esto supone el 13% del gasto sanitario de los Estados Unidos. En Europa, esta situación causa 200.000 muertes por año y 125.000 millones de euros en pérdidas económicas. "Una adecuada adherencia a la medicación ahorra costes. Así, una mejora del 10% en adherencia a la medicación reduce los gastos en atención médica hasta en un 20%", afirmó Carlos de las Cuevas Castresana, profesor titular de Psiquiatría de la Universidad de La Laguna.

Asimismo, el profesor puso otros ejemplos en poblaciones psiquiátricas. Así, las tasas generales de no adherencia para los antidepresivos varían de 13% al 56%. En lo que se refiera a los antipsicóticos, la media de no adherencia es del 50% al 61%. En el caso de los trastornos bipolares esta falta de adherencia en trastornos bipolares varía entre el 20% y el 60%.

La mayoría de los pacientes omiten dosis de su tratamiento prescrito y cometen errores en cuanto al tiempo, y esto se manifiestan como perfiles farmacológicos erráticos que generalmente se asocian con concentraciones mínimas reducidas prolongadas que pueden dará lugar a la posibilidad de que desaparezcan efecto farmacológico y que los síntomas reaparezca.

Habitualmente se ha utilizado para definir una adecuada adherencia aquellas ocasiones la que el paciente toma más del 80% de todas sus dosis prescritas. Sin embargo, este corte carece de fundamento clínico y corresponde más a un umbral teórico. Un enfoque para explorar este problema de la adherencia adecuada podría ser el "margen del perdón o permisividad del fármaco" (drugs forgiveness). Esto es la propiedad de un fármaco, administrado como tratamiento repetido para perdonar la omisión de una o varias dosis, sin que haya una pérdida de eficacia.

Retos para lograr una mayor adherencia terapéutica

El desafío es que, en la mayoría de las ocasiones se trata de problema oculto por los pacientes o no detectado por los profesionales. Como consecuencia, esto impide conocer si un tratamiento está siendo efectivo no. Además, se ha sugerido que el aumento de la efectividad de las intervenciones para mejorar la adherencia puede tener mayor impacto en la salud de la población que cualquier mejoría en tratamientos médicos específicos.

Por qué los pacientes no toman los medicamentos

Existen diversas evidencias que provocan esa falta de adherencia en los pacientes. Entre todas ellas destacan las creencias relacionadas con la enfermedad (gravedad percibida, conocimiento sobre la medicación) y las creencias relacionadas con la medicación (necesidad, preocupación, adquisitividad).

No está claro cómo se puede mejorar de forma consistente en adherencia a los medicamentos para que se puedan obtener todos los beneficios para la salud de dichas medicinas. El profesor Cuevas dio una posible pista: "La medicina de precisión o personalizada nivel poblacional constituye la mejor estrategia para facilitar la adherencia al tratamiento. La medicina de precisión es un modelo médico que propone la personalización de la atención médica con decisiones médicas, tratamientos, prácticas o productos que se adaptan al paciente de manera individual".

Por otro lado, el profesor estableció una serie de condiciones necesarias para que exista adherencia. Con este fin, el paciente deberá comprender y creer en el diagnóstico, estar interesado en su salud, evaluar correctamente el impacto del diagnóstico, quiere la eficacia del tratamiento prescrito, saber exactamente cómo y cuánto tiempo usar su medicamento, conocer el inicio de la acción, valorada resultado el tratamiento más que el costo y, sobre todo, estar listo para usar el medicamento.

Además, apuesta por líneas de investigación en torno a: la predicción de la no adherencia, factores conductuales que afectando la falta de adherencia, medición del impacto de la no adherencia a la salud, efectividad de las intervenciones existentes para mejorar la adherencia, incentivos desalineados entre pagadores y proveedores; formación de proveedores coordinación de la atención.