MICRO-PREDICT, el estudio que determinará el papel de las bacterias intestinales en la cirrosis


01-02-2019
Un equipo multidisciplinar analizará más de 200.000 datos de muestras de 10.000 pacientes, para identificar biomarcadores que permitan predecir la respuesta a tratamientos y desarrollar innovadoras herramientas diagnósticas basadas en el microbioma
 

La European Foundation for the Study of Chronic Liver Failure (EF Clif) coordina y lidera desde Barcelona el innovador proyecto de investigación MICROB-PREDICT, cuyo objetivo es analizar y entender el papel que desempeña el microbioma humano (bacterias intestinales) en el desarrollo de la cirrosis descompensada y en el síndrome de Insuficiencia Hepática Aguda sobre Crónica (ACLF, por sus siglas en inglés), la causa más frecuente de muerte en cirrosis.

Aproximadamente 1,2 millones de personas mueren anualmente en el mundo por cirrosis, cerca de 100.000 en Europa y 5.000 en España. En los países occidentales las infecciones bacterianas son uno de los factores desencadenantes más frecuentes de la ACLF, síndrome asociado a unas altas tasas de mortalidad. Las importantes diferencias existentes entre los pacientes que desarrollan esta patología requieren de aproximaciones personalizadas en su diagnóstico y tratamiento.

MICRO-PREDICT estudiará el microbioma humano para identificar indicadores y mecanismos asociados con el desarrollo de la descompensación y progresión en ACLF. Para ello, aplicando integración de big data, se analizarán 200.000 datos procedentes de muestras de 10.000 pacientes que han participado en otros proyectos europeos de investigación en cirrosis (estudios PREDICT, GALAXY y LIVERSHOPE).

Este análisis permitirá la identificación de biomarcadores que posibilitarán el desarrollo de innovadoras herramientas diagnósticas basadas en el microbioma, incluyendo pruebas de análisis de diagnóstico inmediato (POC, por sus siglas en inglés) y nanobiosensores. MICROB-PREDICT validará en grandes grupos de pacientes estos biomarcadores, incluyendo uno específico para predecir la respuesta terapéutica a la albúmina humana como tratamiento en una aproximación de medicina personalizada.

Actualmente, menos del 10% de las investigaciones sobre enfermedades hepáticas se centran en ACLF y en cirrosis descompensada, por lo que las opciones de tratamiento para estos pacientes son insuficientes.

Un proyecto multidisciplinar

El proyecto MICROB-PREDICT está incluido en el programa marco de investigación e innovación de la U.E. Horizonte 2020 y cuenta 15 millones de euros de financiación. Está integrado por expertos procedentes de 22 organismos, instituciones y empresas de 10 países europeos, incluyendo especialistas en microbioma humano, investigadores clínicos, expertos en tecnología y representantes de asociaciones de pacientes como la European Liver Patients´ Organisation (ELPA).

Este equipo multidisciplinar está liderado y coordinado desde Barcelona por el profesor Jonel Trebicka, investigador principal que forma parte de la European Foundation for the Study of Chronic Liver Failure (EF Clif), presidida por el profesor Vicente Arroyo. En él participan 4 centros españoles: la EF Clif, la Universitat de Barcelona, la Fundació Institut Català de Nanociència i Nanotecnologia y la Fundació Clinic per a la Recerca Biomèdica.