Empagliflozina podría alargar entre 1 y 4,5 años la vida de las personas con diabetes tipo 2