Un tratamiento experimental acelera la recuperación tras el ictus


07-02-2018
La inyección intraespinal de condroitinasa amplifica la reconexión de circuitos entre el cerebro y la médula y mejora los resultados de la rehabilitación.
 
Investigadores de la Universidad de Alberta han descubierto que una inyección de condroitinasa (Ch) ABC a los 28 días de un ictus mejora significativamente la recuperación física en ratas. El hallazgo constituye evidencia real de que es posible mejorar las discapacidades físicas permanentes, como la parálisis o a dificultad en ...