Una terapia de combinación con células madre muestra efectividad en un modelo animal de esclerosis múltiple