Publicidad
Publicidad

Los biosimilares ahorrarán al SNS 1.965 millones de euros hasta 2020

La posibilidad de intercambiar un medicamento biológico por su biosimilar podría estar cerca, según algunos expertos que glosaron este lunes la segunda edición del libro blanco sobre los medicamentos biosimilares en España. Con un ahorro previsto para el SNS de 1.965 millones de euros durante el periodo de 2017 a 2020.

El Libro Blanco de los medicamentos biosimilares en España: Innovación y Sostenibilidad se presentó este viernes, 15 de diciembre, en la sede del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI). Se trata de la revisión realizada a fondo por especialistas de la primera edición que data de mayo de ...

El Libro Blanco de los medicamentos biosimilares en España: Innovación y Sostenibilidad se presentó este viernes, 15 de diciembre, en la sede del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI). Se trata de la revisión realizada a fondo por especialistas de la primera edición que data de mayo de 2014. Según el presidente del patronato de la Fundación Gaspar Casal, entidad editora, el doctor Jesús Millán, el libro se pone en línea con el carácter vocacional del ser médico con el compromiso, no sólo de tratar y mejorar la salud de las personas con todos los adelantos que permita la ciencia médica, sino también para contribuir a que se dé el mejor uso a los recursos asistenciales, dado su impacto económico y social.

Pie de foto: De Izda a Dcha: Dr Jesús Millán (Fundación Gaspar Casal), Dr José Javier Castrodeza (MSSSI) y Joaquín Rodrigo (Sandoz)

En ese sentido, afirmó desde su calidad de internista que hay campo de mejora en ahorro farmacéutico, dado que el 50% del gasto se realiza en la asistencia especializada y hospitalaria. Donde no albergó dudas de que los biosimilares jugarán un gran papel en los próximos años.

Pie de foto: Joaquín Rodrigo (Sandoz)

El director general de Sandoz, Joaquín Rodrigo, definió los biosimilares como una herramienta para la salud de las personas y el ahorro del sistema sanitario. Mientras que sobre el libro aseguró que incluye todo el conocimiento sobre el tipo más reciente de estos medicamentos: los anticuerpos monoclonales biosimilares y su aplicación clínica. Con esta inclusión, razonó el directivo, se logra ir más allá de la primera edición, realizada tres años atrás, con una apertura mucho mayor a poder realizar más grandes ahorros en beneficio de la sostenibilidad del SNS.

Pie de foto: Dr Jesús Millán (Fundación Gaspar Casal)

A continuación, Francisco Zaragozá, catedrático de Farmacología de la Universidad de Alcalá de Henares, repasó el itierario que siguieron los anticuerpos monoclonales hasta poder disponer de versiones biosimilares, desde los quiméricos con región variable a los transgénicos, pasando por los humanizados y humanos. Partiendo del ejemplo de las eritropoyetinas, de las que pasó bastante tiempo hasta haber literatura de apoyo, consideró que pasará también un tiempo hasta que exista suficiente información sobre los anticuerpos, tipología de mayor futuro en biosimilares, por su importancia clínica y farmacoeconómica.

Pie de foto: Francisco Zaragozá (Universidad Alacalá de Henares)

Por otro lado, y en términos de intercambiabilidad, Zaragozá confesó que hasta cierto punto era escéptico en esa cuestión, pero fue al ver la presentación de una investigadora española en un congreso celebrado en Argentina, sobre un estudio que ofrecía igual eficacia a un biológico de referencia y a un biosimilar, cuando comprendió que dicha intercambialidad es plenamente posible.

Pie de foto: Dr Gonzalo Calvo (Hospital Clínic de Barcelona)

En línea con Zaragozá, el  jefe del Servicio de Farmacología Clínica del Hospital Clínic de Barcelona, doctor Gonzalo Calvo, añadió que el estudio Nor-Switch que financió el gobierno noruego tampoco observó problemas por intercambiar una marca de biológico con su biosimilar, tanto por seguridad como por eficacia o inmunogenicidad, con enormes posibilidades de ahorro para el sistema sanitario del país nórdico. A ello añadió que muchos biosimilares son desarrollados por la industria innovadora de medicamentos y que no hay razón para dudar de su seguridad y eficacia, una vez que han sido autorizados por la EMA, agencia europea del medicamento en la que él mismo colaboró.

En cuanto a la extrapolación, cuestión menos polémica que la intercambiabilidad, el doctor Calvo aseguró que se ha avanzado mucho en ese terreno desde la aprobación de los biosimilares de infliximab.

Casi 2.000 millones de ahorro hacia 2020

La parte económica de la presentación del libro estuvo más profusamente cubierta por Álvaro Hidalgo, profesor titular de Fundamentos y Análisis Económico de la Universidad Castilla La Mancha, quien calculó en 2.433 millones de euros el ahorro que los biosimilares han permitido, y permitirán entre el año 2009 y el 2020, lo que equivale al 1,5% de todo el gasto farmacéutico en ese periodo. Periodo que dividió en una parte retrospectiva, ya contabilizable, que ocurrió entre 2009 y 2016, siendo un lapso en el que las insulinas y los biosimilares de infliximab permitieron ahorrar 478 millones de euros.

En cuanto a la parte prospectiva, esperada para el periodo de tiempo entre el año 2017 y el 2020, Hidalgo calculó que será de 1.965 millones de euros, de los que el 46% se deberá a los anticuerpos monoclonales biosimilares. Para que esto pueda confirmarse, el profesor castellanomanchego pidió una clara diferenciación de precios de los biosimilares, respecto a las marcas, en un mercado de medicamentos tan regulado como el español.

Pie de foto: Dr Miguel Ángel Abad (SER)

Por su parte, doctor Miguel Ángel Abad, coordinador de la unidad de Reumatología del Hospital Virgen del Puerto de Plasencia, expresó la necesidad de que ciudadanos y clínicos amplíen su conocimiento en materia de biosimilares.

En calidad de miembro del Comité de expertos en Biosimilares de la Sociedad Española de Reumatología (SER), Abad recordó que estos medicamentos ya llevan 11 años en España, a partir de la introducción de eritroproyetinas, factores de coagulación y hormonas del crecimiento para pacientes pediátricos. Más de una década que ha permitido contar con biosimilares en todas las áreas terapéuticas de la atención especializada, pero también de primaria. Por lo que celebró la venta de heparinas e insulinas en oficinas de Farmacia. Lo que demuestra, a su entender, que los biosimilares han venido para quedarse en el SNS.

Pie de foto: Regina Múzquiz (BioSim)

También presenciaron el acto, entre otras personalidades del sector salud, la directora general de Cartera Básica de Servicios y Farmacia del SNS, Encarnación Cruz, la directora general de BioSim, Regina Múzquiz; el secretario general del CGCOF, Luis Amaro; y el director de la Fundación Gaspar Casal el doctor Juan del Llano.

Autoridades y miembros de la industria, acogieron de buen grado las palabras del secretario general de Sanidad y Consumo, el doctor José Javier Castrodeza, cuando defendió los biosimilares como una excelente medida de apoyo a la sostenibilidad del SNS, en tiempos de cronicidad y pluripatología.

 

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts