Expertos en innovación en la Sanidad apuntan a la necesidad de colaboración de las CCAA


30-10-2017
El III Foro de Innovación y Sostenibilidad presenta sus conclusiones resaltando la importancia de la colaboración de todos los entes de la salud en el proceso de abordar la sanidad del siglo XXI.
 

El pasado 2 de junio tuvo lugar en Sevilla el III Foro Innovación y Sostenibilidad, un encuentro que reunió en la ciudad andaluza a parte de los representantes que intervienen en el sistema sanitario como las administraciones públicas, los institutos de investigación, las asociaciones de pacientes, las sociedad científicas o clínicos y en el que se debatió sobre los desafíos que entraña la sanidad en el siglo XXI. El tema central de este tercer foro fue la gobernanza de la innovación en el ámbito sanitario y cuyas conclusiones se han presentado en Madrid este lunes con tres de los representantes del encuentro organizado por la Fundación UNED y SILO y patrocinado por Celgene: Cristina Garmendia, exministra de Ciencia e Innovación y presidenta de COTEC, Rocío Mosquera, exconselleira de Sanidad de la Xunta de Galicia y Jordi Martí, director general de Celgene en España y Portugal y presidente de la Asociación Española de Bioempresas (ASEBIO).

Cristina Garmendia, que ocupó la cartera ministerial de 2008 a 2011, ha sido la encargada de abrir la presentación de las conclusiones, valorando que la consolidación del foro ha venido de la mano de la capacidad que han tenido para "reunir representantes de todos los ámbitos que tienen que participar en algo tan importante para la sociedad y para el desarrollo del país" destacando que en cuanto a la innovación, España tiene una oportunidad especial "precisamente por la calidad de su sistema de salud pública" y por ser una potencia en cuanto a su comunidad investigadora. "El sistema sanitario tiene que introducir modificaciones y cambios y la innovación tiene que ser la palanca que nos permita hacerlo", ha apuntado Rocío Mosquera, afirmando que la innovación no debe abordarse en bloques ya que "es un global, un conjunto de elementos clave imprescindibles para mejorar la atención que le damos a nuestros pacientes".

Garmendia ha destacado que entre las principales conclusiones a las que se llegaron se encuentra la colaboración, ya que "la política de alianzas en el sistema de salud es una necesidad". El foro estableció en junio la importancia de buscar una colaboración entre las comunidades autónomas, ya que como ha comunicado Garmendia "comparten retos, dificultades y prácticamente todo" a pesar de que tengan sus características porque de ello depende garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud. Mosquera ha señalado que su experiencia le ha llevado a ver falta de cooperación. "Las comunidades en algunos casos compiten en lugar de colaborar", ha asegurado la exconselleira. "¿Cómo hablar de cooperación al sistema si no vemos esa cooperación entre las comunidades autónomas?", se ha preguntado Garmendia, apuntando a que el lugar idóneo para esa conexión debería ser el Consejo Interterritorial, que debería alzarse como "el foro en el que puedan ponerse en marcha nuevas líneas de colaboración".

Mosquera ha recalcado que la información es una fuente importante para aportar innovación, explicando que las comunidades autónomas poseen millones de datos y que el reto que se presenta es el de "buscar temas de big data que nos permitan explotar esa información", porque eso permitirá planificar la innovación algo que hoy no es posible ya que actualmente no se puede "asumir toda la información que nos viene de la industria". El poder de la información permitiría, según Mosquera, apuntar tanto a aquellos ahorros que son a medio-largo plazo como saber evaluar "aquello que ya no es eficiente".

En ese aspecto, Cristina Garmendia ha señalado que no puede admitirse "diseñar una estrategia para mejorar el sistema de salud con una visión cortoplacista", explicando que "hace falta cierto coraje político" a la hora de abordar políticas que en su momento fueron eficaces y que hoy toca repensar si lo siguen siendo, si deben evolucionar o si deben cambiarse. Jordi Martí ha dejado claro que la innovación "está reñida con el corto plazo" ya que "si estamos pensando en el corto plazo, es el peor favor que le estamos haciendo a la innovación para que salga adelante" y ha recalcado la necesidad de "ser capaces de tener éxitos científicos que puedan convertirse en éxitos comerciales ya que aportan valor, un valor que debe "ser capaz de medirse" así como de comunicarse al ciudadano.