Publicidad
Publicidad

Avanza el estudio de dos nuevos potenciadores para la inmunoterapia del cáncer

La pentoxifilina y una forma modificada del virus de la viruela muestran actividad en modelos animales de melanoma.

La inmunoterapia basada en los anticuerpos inhibidores de los check-points inmunológicos ha demostrado su eficacia en la lucha contra el cáncer. Sin embargo, la tasa de curaciones que proporciona en el melanoma es de sólo el 20%. Dos recientes investigaciones han puesto de manifiesto que la pentoxifilina (Ptf), un fármaco ...

La inmunoterapia basada en los anticuerpos inhibidores de los check-points inmunológicos ha demostrado su eficacia en la lucha contra el cáncer. Sin embargo, la tasa de curaciones que proporciona en el melanoma es de sólo el 20%. Dos recientes investigaciones han puesto de manifiesto que la pentoxifilina (Ptf), un fármaco ya autorizado para tratar problemas circulatorios, y un nuevo virus oncolítico pueden potenciar la acción de estos anticuerpos en modelos de melanoma.

La actividad clave de la Ptf en el cáncer parece residir en su capacidad de inhibir la proteína c-Rel en los linfocitos T reguladores, células inmunitarias que inhiben la actividad de los linfocitos anti-tumorales y que deben ser suprimidas con precaución a fin de evitar autoinmunidad. En el estudio realizado con el virus Ankara, una forma modificada del virus de la viruela, la inyección intratumoral en ratones que habían recibido inmunoterapia resultó en la generación de dos poblaciones diferenciadas de linfocitos con actividad antitumoral. Liang Deng, dermatólogo en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center, afirma que la presencia de virus estimula la respuesta inmunitaria en el microentorno tumoral.

Actualmente ya existe una terapia similar, basada en un herpes virus, aprobada para su uso en pacientes con melanoma.

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.