Allergan lanza Belkyra, el tratamiento sin necesidad de cirugía que elimina la papada


19-09-2017
Belkyra (con ácido desoxicólico) es un tratamiento inyectable y personalizado, el primero de su clase terapéutica, que destruye de forma permanente las células grasas de la papada. 
 

Allergan lanza Belkyra (con ácido desoxicólico), un tratamiento inyectable y personalizado1, el primero de su clase terapéutica, para aquellos hombres y mujeres que deseen eliminar su papada sin someterse a una cirugía. Belkyra destruye de forma permanente las células grasas para mejorar el perfil del mentón. Una vez destruidas, esas células no pueden almacenar ni acumular grasa.

La Dra. Isabel de Benito, especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, y directora de la Clínica Porcuna&deBenito en Madrid, explica que hasta ahora las opciones terapéuticas validadas para la papada eran quirúrgicas como la liposucción, procedimientos hospitalarios con dispositivos manuales o dietas agresivas para perder peso4. "Muchas personas podrán ahora disminuir o hacer desaparecer su papada gracias a tres o cuatro sesiones con Belkyra. El máximo son seis sesiones y se deben distanciar por lo menos cuatro semanas", afirma.

Según un estudio de Allergan, el 16,7% de los españoles confiesa que tiene papada y el 72% de ellos asegura que ésta tiene un grado moderado-extremo. De este colectivo, 7 de cada 10 reconocen que están muy motivados para realizarse un tratamiento que les elimine su papada. Un 3% incluso reconoce que en el pasado se lo hizo; sin embargo, la mitad afirma que no le fue efectivo y por eso sigue teniendo este problema.

"Belkyra es un tratamiento no invasivo, ahora mismo el único inyectable del mercado para reducir la papada sin cirugía, que ha sido sometido a una evaluación clínica rigurosa para demostrar su seguridad y eficacia", subraya la Dra. De Benito. "Se trata de una opción nueva para corregir un aspecto estético que genera un importante complejo para muchos pacientes. Esto hace que los cirujanos plásticos podamos ofrecer la alternativa adecuada para cada perfil de paciente", añade. Este tratamiento ha sido evaluado en cuatro estudios clínicos de fase III en los que han participado más de 2.600 pacientes de todo el mundo.

¿Cómo se forma la grasa submentoniana?

La papada se debe a una acumulación de grasa localizada debajo del mentón y afecta tanto a hombres como a mujeres. Entre las causas principales están los factores genéticos, el sobrepeso y el envejecimiento. De esta forma, "se puede ser joven, con 25-30 años, ser delgado y tener papada: en este caso los factores genéticos suelen ser los responsables de la grasa en esta zona", asegura la Dra. Elia Roó, dermatóloga y directora de la clínica Clider de Madrid.

Asimismo, puede ocurrir que el problema de la papada se acentúe con el envejecimiento porque la flacidez suele aumentar con el paso de los años. "Y también puede suceder que las personas con sobrepeso, a pesar de hacer dieta, no consigan eliminar ese exceso de grasa localizada bajo el mentón", matiza la Dra. Roó.

En palabras de esta dermatóloga, la papada hace desaparecer el contorno estético del cuello. "Se pierde la demarcación de la línea de la mandíbula, dando sensación de flacidez del óvalo facial y, cuando el ángulo entre el mentón y el cuello es mayor de 120 grados, el cuello parece más corto y grueso", asegura. Estéticamente, añade, "el ángulo entre el mentón y el cuello debe medir entre 105 y 120 grados".

La papada, entre las 3 preocupaciones estéticas más frecuentes

El 62% de los españoles asegura que la papada está entre sus 3 preocupaciones estéticas principales en relación a su rostro, por detrás de las bolsas de los ojos y la flacidez de la piel. De estos, el 31% confiesa que la papada le hace parecer mayor y el 26% afirma que le afecta en la confianza y seguridad en sí mismo.