Publicidad
Publicidad

El Imserso mantiene el CRE de Salamanca como centro de referencia en Alzheimer

Como preámbulo al Día Mundial del Alzheimer, la directora general del IMSERSO ha puesto como ejemplo de abordaje de esta enfermedad el CRE Alzheimer Salamanca, Centro de Referencia en Atención a Personas con Enfermedad de Alzheimer y otras Demencias

El próximo 21 de septiembre será el Día Mundial del Alzheimer. Para seguir concienciando a la sociedad sobre el peso social de esta enfermedad, el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) y la Confederación Española de Alzheimer (CEAFA) se reunió hoy, 7 de septiembre, con los medios de comunicación ...

El próximo 21 de septiembre será el Día Mundial del Alzheimer. Para seguir concienciando a la sociedad sobre el peso social de esta enfermedad, el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) y la Confederación Española de Alzheimer (CEAFA) se reunió hoy, 7 de septiembre, con los medios de comunicación de salud, con objeto de difundir la campaña lanzada al efecto y que en esta ocasión lleva por título "Sigo siendo yo". Tras haber tocado otros temas como el carácter transversal de la patología, y el papel clave de los cuidadores, en 2017 el día mundial dará todo el protagonismo al propio paciente.

Pie de foto: Cheles Cantabrana (CEAFA)

Según explicó Cheles Cantabrana, presidenta de CEAFA, la conmemoración de este año transita por lugares no explorados anteriormente. Concretamente, la campaña actual se centra en el colectivo de personas que reciben el diagnóstico cuando aún tienen menos de 60 años y están plenamente insertados en el mundo laboral. Se trata de un grupo de aproximadamente 120.000 pacientes, un 10% del conjunto de personas con enfermedad de Alzheimer en España.

Como una de las primeras repercusiones de recibir un diagnóstico adelantado, e incluso en fases anteriores a los pródromos, Cantabrana citó la pérdida del empleo, tanto por decisión del trabajador como por presión del clima laboral incapaz de adaptarse a un empleado o profesional que sufre progresivas pérdidas de memoria como deterioro paulatino. Según la presidenta, este desenlace laboral va en contra de los derechos y la propia dignidad que se deben a todo ciudadano desde el momento que nacen y son parte de la sociedad.

No obstante, la máxima responsable de la confederación recordó que el movimiento asociativo de pacientes sigue reclamando diagnósticos cada vez más tempranos y terapias que retrasen en todo lo posible los efectos de la enfermedad. Así mismo, las familias, cuidadores y sociedad en su conjunto demandan para los pacientes intervenciones igualmente precoces. Entre estos recursos están las Terapias No Farmacológicas (TNF). Es decir, cualquier intervención no química, teóricamente sustentada, focalizada y replicable, realizada sobre el paciente o el cuidador y potencialmente capaz de obtener un beneficio relevante, según el doctor Javier Olazarán.

Estas terapias, también conocidas como Intervenciones Psicosociales, cubren aspectos desatendidos por existir un arsenal farmacológico todavía muy limitado. Su objetivo es aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida de las personas afectadas y de sus familias. Entre ellas figuran las actividades de la vida diaria, la danza creativa terapéutica, la estimulación psicomotriz, la estimulación sensorial Snoezelen, la intervención asistida con perros, la laborterapia, la musicoterapia, la PACID, los PRO y PAO, el programa de atención integral, el programa GRADIOR, la psicoestimulación cognitiva, la rehabilitación funcional del miembro superior, la reminiscencia, la roboterapia, la terapia de orientación a la realidad y la terapia con plataforma Wii.

Pie de foto: Carmen Balfagón (IMSERSO)

Acompañó a Cantabrana la directora general del IMSERSO, Carmen Balfagón. Como primera cuestión planteó el éxito del instituto al evitar que las Naciones Unidas instituyeran una convención universal de los derechos de las personas mayores, como había solicitado Argentina, ya que en su opinión los derechos no precisan un tratamiento similar al de los niños porque deben estar siempre salvaguardados en todas las etapas de la existencia.

Aprovechó la directora general para informar que el instituto trabaja en un plan nacional para las demencias por encargo urgente de la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat. Un documento que será publicado una vez que se cuente con el máximo consenso entre todos los colectivos afectados por la enfermedad de Alzheimer.

Además de agradecer a las 300 asociaciones que componen CEAFA por ofrecer prestaciones a los pacientes con esta patología, la directora general informó que su institución dedica importantes recursos a la enfermedad de Alzheimer. Todo ello, dentro de la partida destinada por las administraciones a la dotación de la Dependencia, a la que se destinaron 7.000 millones de euros en 2016.

Preguntada por esta cabecera sobre las prestaciones que reciben las personas con Alzheimer en España, Balfagón puso como ejemplo el CRE Alzheimer Salamanca, Centro de Referencia en Atención a Personas con Enfermedad de Alzheimer y otras Demencias. En el mismo se atienden los síndromes cerebrales degenerativos y progresivos que afectan a la memoria, el pensamiento, el comportamiento y el estado emocional de la persona, conocidos como demencias Entre ellas, la enfermedad de Alzheimer es la más prevalente en todo el mundo, suponiendo un porcentaje que oscila entre el 60 y el 80% de los casos.

El CRE Alzheimer Salamanca disponde de un Servicio de Intervención Directa, organizado en pequeñas unidades, con programas de intervención integral para las familias, además de una unidad residencial y un centro de día y noche. En términos de I+D+i, el centro desarrolla importantes programas como el Proyecto HEAD para la obtención de una plataforma tecnológica abierta que ayude a tratar los distintos déficits de la enfermedad y lograr una mayor autonomía personal. O como su proyecto para la determinación de la longitud telomérica en pacientes con demencia. Un programa realizado en colaboración con el Departamento de Medicina de la Universidad de Salamanca para determinar el tamaño de los telómeros en muestras de ADN obtenidas de mucosa bucal en una serie de pacientes con demencia tipo alzhéimer y demencia vascular, con el fin de compararlo con una población control sin demencia y determinar la posible relación entre el tamaño de los telómeros, los diferentes tipos de demencia y el grado de deterioro cognitivo.

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.