España se sitúa en el Top 10 mundial de países que sufren dolor corporal


04-09-2017
La espalda es la zona que más afecta a los españoles (37%), un porcentaje más alto que al resto de los países del mundo.
 

 

El estudio Barómetro del Dolor indica que España se encuentra entre los 10 países del mundo que presentan mayor dolor corporal entre su población (63%), muy por encima de la media mundial (56%), junto con Australia, EEUU, Canadá y Portugal entre otros. La espalda es la zona que más afecta a los españoles (37%), un porcentaje más alto que al resto de los países del mundo (30%) seguido del dolor de cuello (35%) y lumbares (31%). Debido a este dolor corporal, España se encuentra entre los países del mundo con mayor número de bajas laborales, de media 3.1 días frente a la media mundial de 2.6 días de baja.

Estos son dos de los muchos datos que recoge el estudio promovido por Voltadol y realizado en 32 países a nivel mundial con más de 19.000 personas encuestadas. Se trata del primer estudio de este tipo que va más allá de la vertiente física del dolor y aborda también su impacto en el estado de ánimo, el trabajo, las relaciones familiares, la vida social, así como el impacto económico del país.

Además, el estudio añade que para el 56% de la población española el trabajo es una de las fuentes de dolor corporal, convirtiéndose el en tercer país europeo con más trabajadores con dolor corporal por detrás de Polonia (60%) y Portugal (57%), afectando claramente en el rendimiento y concentración en el trabajo.

Por otro lado, en el ámbito económico el Barómetro del Dolor, ha concluido que las bajas por dolor tanto de cabeza como de cuerpo suponen más de 207.000 millones de euros a nivel mundial. En España, en concreto, estas bajas suponen más de 5.000 millones de euros al Estado.

El dolor afecta también a la vida familiar y social de forma que sus consecuencias repercuten en los más allegados y las personas que están alrededor. Según el Barómetro del Dolor, el 54% de los españoles ha renunciado a alguna actividad en familia debido al dolor corporal.

Además, este estudio mundial añade que España se encuentra entre los países del mundo y Europa con menos paciencia con los hijos debido al dolor (75% frente al 66% de media europea), pasando así menos tiempo con ellos.

Tan importante es conocer el tipo del dolor como buscar una solución. En este aspecto, España se encuentra muy cerca de la media mundial (94%) donde la población reconoce las causas de su dolor corporal (93%) y además busca una solución inmediata (45%) antes que ningún otro país.

Por otro lado, este estudio indica que a nivel global el dolor es un tema del que no se habla y que se guarda silencio en países como Rusia, Suecia y Noruega. Se puede decir que, aunque casi la mitad de los españoles no hablan de su dolor, España se encuentra entre los países europeos que hablan más abiertamente, después de Italia.

A la hora de tratar el dolor, los españoles recurren a medicamentos de prescripción para el dolor corporal cinco de cada diez veces. En cambio, para el dolor de cabeza, prefieren los medicamentos sin receta. En conclusión, este estudio indica que la población recurre a los médicos para tratar el dolor corporal pero que, por el contrario, España es el país que más tendencia tiene a autodiagnosticarse cuando tiene dolor de cabeza (31%).