Publicidad
Publicidad

Aprobada la comercialización de la primera terapia génica para combatir la leucemia

La FDA ha aprobado el tratmiento Kymriah (tisagenlecleucel) dirigido a tratar la leucemia limfoblástica aguda (LLA), desarrollado por un investigador de la Universidad de Pennsylvania y patentado por Novartis.

Se abre una nueva era en el campo de la inmunología, después de que esta semana la agencia federal de alimentos y medicamentos estadounidense (FDA) aprobara la comercialización de la primera terapia genética en el mundo que consiste en modificar genéticamente el sistema inmunológico del paciente para combatir la leucemia. Se ...

 

Se abre una nueva era en el campo de la inmunología, después de que esta semana la agencia federal de alimentos y medicamentos estadounidense (FDA) aprobara la comercialización de la primera terapia genética en el mundo que consiste en modificar genéticamente el sistema inmunológico del paciente para combatir la leucemia.

Se trata de una leucemia de crecimiento rápido que suele afectar a niños de 3 a 7 años, aunque puede presentarse en adultos. "Entramos en una nueva era en la innovación médica con la capacidad de reprogramar las células inmunes de un paciente para que puedan destruir las células cancerosas mortales", ha destacado el doctor Scott Gottlieb, director de la FDA. Por su parte, Novartis ha anunciado que unos 600 enfermos serán elegibles cada año en Estados Unidos para recibir este tratamiento.

Esta terapia se basa en la técnica CART, empieza con la extracción de linfocitos al paciente que después se llevan a un laboratorio de la farmacéutica. Allí se modifican genéticamente los linfocitos, se reprograman para atacar las células tumorales y finalmente se inyectan esas células inmunes en el paciente.

 

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.