"Las enfermedades cardiovasculares superan a cualquier otra amenaza de la salud"


31-08-2017
Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de mortalidad entre los españoles, de ahí la necesidad de impulsar campañas de prevención y concienciación entre la población española, y destinar más recursos a la labor realizada por instituciones especializadas que apuestan por la innovación científica. Uno de los centros más activos en nuestro país es el Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid.
 

Las enfermedades del corazón representan a día de hoy la principal causa de mortandad en nuestro país. Los datos del Informe 2014 del INE advierten de que el 29,66% de los fallecimientos en España se deben a afecciones cardiovasculares, superando los casos por cáncer (27,86%) y por enfermedades del sistema respiratorio (11,08%). "Hemos experimentado importantes avances en la investigación cardiovascular que se han materializado en beneficios superiores a los observados en cualquier otra patología. No obstante, continúa siendo el principal enemigo de la salud humana por ostentar la mayor malignidad en términos de mortalidad e invalidez. También es el capítulo más importante del coste de la salud", advierte Francisco Fernández-Avilés, Jefe de Servicio de Cardiología del Hospital General Universitario Gregorio Marañón.

La innovación y la investigación cardiovascular han logrado más del 80% del incremento de la esperanza de vida en los países desarrollados. Sin embargo, "aún queda mucho por hacer porque las enfermedades cardiovasculares superan a cualquier otra amenaza de la salud". Fernández-Avilés se sitúa al frente de uno de los equipos pioneros en la investigación cardiovascular. Con gran proyección científica y profesional, el Servicio de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón ha obtenido en los últimos cinco años una financiación de 6.201.000,00 euros, y actualmente tiene 14 proyectos de investigación activos y 28 ensayos clínicos.

El día a día de este Servicio gira en torno a dos conceptos fundamentales: la participación conjunta cotidiana y la organización. "La organización viene marcada por nuestra propia estructura, en la que podemos distinguir cuatro áreas de especialización: una destinada a Cardiología Invasiva, otra plataforma de Cardiología No Invasiva, un área especializada en Cardiología Clínica y otra a Formación e Investigación", ha señalado Francisco Fernández-Avilés. Además de la organización, la participación de los equipos es otra de las claves en su funcionamiento: "Promovemos la integración de los equipos y el trabajo conjunto a través de la participación de todos los miembros en la toma de decisiones. Así, por ejemplo, realizamos dos veces por semana sesiones médico-quirúrgicas –denominadas "heart team"– con el Servicio de Cirugía Cardiaca

Para seguir leyendo, descargar pdf adjunto.