Publicidad
Publicidad

La industria farmacéutica, la tercera más importante para los españoles

Según el informe desarrollado por Teva Foro Social y el Instituto DYM, para el 42,1% de la población la industria farmacéutica cuenta con una imagen buena o muy buena. Además, a nivel mundial, esta industria se sitúa como la segunda en importancia.

La industria farmacéutica es percibida como la segunda más importante a nivel mundial, y la tercera en importancia dentro de España. Así se desprende del segundo informe "Imagen de la industria farmacéutica en España 2016", elaborado por Teva Foro Social y el Instituto DYM, en el que han participado 1.000 ...

La industria farmacéutica es percibida como la segunda más importante a nivel mundial, y la tercera en importancia dentro de España. Así se desprende del segundo informe "Imagen de la industria farmacéutica en España 2016", elaborado por Teva Foro Social y el Instituto DYM, en el que han participado 1.000 ciudadanos y que tiene como objetivo conocer la percepción que la población española  tiene sobre la industria farmacéutica en nuestro país.

En concreto, para el 42,1% de la población la industria farmacéutica tiene una imagen buena o muy buena, mientras que el 33,3% tiene una imagen neutra. Por el contrario, el 23,2% de las percepciones son negativas. En concreto, la mayoría de opiniones favorables se concentran en la curación y el fomento de la salud y bienestar, mientras que la imagen de la industria como negocio es la principal razón de quienes tienen una valoración negativa. Se ha producido, además, un incremento significativo del porcentaje de opiniones que consideran que no les importa la salud o las personas, así como de los precios caros.

Aun así, la mayoría de la población relaciona industria farmacéutica con ideas positivas o neutras. En concreto, al 67% de los encuestados las primeras ideas que les viene a la cabeza son `salud´, `curación´, `alivio´, `medicinas´, `antibióticos´, `investigación´, `ciencia´,  `calidad de vida´, `bienestar´ y `ayuda´. Además, el 34,1% de la población valora positivamente la contribución de la industria farmacéutica al bienestar social. Sin embargo, sigue presentando debilidades en relación a la sostenibilidad y cuidado del medio ambiente, con solo un 8,7% de apoyo.

Por edades, los españoles de entre 36 y 45 años son los más críticos, mientras que el grupo de entre 16 y 25 años y los mayores de 65 son los que más asocian la industria farmacéutica a ideas positivas.

De forma similar a 2014, la trascendencia de la industria farmacéutica en el aporte al desarrollo económico presenta unos niveles inferiores de importancia. Por el contrario, se identifican las fuertes inversiones de la industria en investigación, además de la importancia de su tarea de investigación continua importante, con un 56% y un 65,1%, respectivamente.

Lo que sí se mantiene con respecto a 2014 es la percepción de rentabilidad de las empresas farmacéuticas (el 84%) y se sigue considerando que la crisis no les ha afectado, solo uno de cada tres opina que sí lo ha hecho. Con un 83%, el porcentaje de quienes creen que es un sector con un enorme nivel de influencia y poder continúa siendo muy elevado.

El informe también ha analizado la percepción de los medicamentos genéricos dentro de la industria farmacéutica. En concreto, el 87% de la población conoce y sabe qué son los genéricos, casi un 2% más que en 2014. Dentro de este grupo, un 57% que reconoce saber que tienen el mismo principio activo pero a un menor coste.

Se admite, por tanto, el menor coste de los genéricos, a los cuales se les reconoce de forma mayoritaria una efectividad equivalente a los medicamentos de marca, lo que explica el elevado porcentaje de acuerdo sobre su fomento (70,2%) con el objetivo de ahorrar costes sanitarios.

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.