Publicidad
Publicidad

Una combinación terapéutica ofrece potencial en el cáncer de ovario recurrente

Bevacizumab e irinotecán se perfilan como una opción segura y eficaz en pacientes fuertemente pre-tratadas.

Un estudio de fase II ha demostrado el potencial anti-tumoral de la combinación formada por irinotecán, un derivado de la camptotecina, y bevacizumab, un agente biológico dirigido contra el factor de crecimiento vascular endotelial. El estudio incluyó 29 pacientes con tumores de ovario recurrentes tratadas previamente con topotecan o bevacizumab. ...

Un estudio de fase II ha demostrado el potencial anti-tumoral de la combinación formada por irinotecán, un derivado de la camptotecina, y bevacizumab, un agente biológico dirigido contra el factor de crecimiento vascular endotelial. El estudio incluyó 29 pacientes con tumores de ovario recurrentes tratadas previamente con topotecan o bevacizumab. La supervivencia libre de progresión y la global fueron de 6.8 y 15.5 meses, respectivamente.

En 12 de 24 pacientes con enfermedad mensurable la respuesta duró más de 6 meses, mientras que en el conjunto de la población la tasa de respuesta parcial fue del 30%. En la primera evaluación 13 pacientes mantuvieron su enfermedad estable, sin que se constataran respuestas completas ni muertes atribuibles al tratamiento. Amy Tiersten, co-autora del estudio, afirma que los datos no sólo confirman la eficacia del tratamiento repetitivo con bevacizumab sino también su seguridad en pacientes que ya llevaban una mediana de 5 tratamientos previos y, por tanto, presentaban una reserva disminuida.

Los resultados de este estudio están en línea con los obtenidos en otro de fase III, en el que bevacizumab mostró ser seguro y eficaz como adición a la quimioterapia de elección en 361 pacientes con tumores resistentes al platino.

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.