Publicidad
Publicidad

Un antibiótico podría beneficiar en la esclerosis múltiple

Un pequeño estudio sugiere que su adición al tratamiento con interferón podría reducir la progresión de la enfermedad.

RedHill Biopharma ha anunciado los resultados de su ensayo de fase IIa con el antibiótico RHB-104 en pacientes con la forma remitente-recidivante de la esclerosis múltiple (RR-EM). Aunque el estudio no fue diseñado para explorar la eficacia de este nuevo fármaco, la tasa anualizada de relapso a las 24 y ...

RedHill Biopharma ha anunciado los resultados de su ensayo de fase IIa con el antibiótico RHB-104 en pacientes con la forma remitente-recidivante de la esclerosis múltiple (RR-EM). Aunque el estudio no fue diseñado para explorar la eficacia de este nuevo fármaco, la tasa anualizada de relapso a las 24 y 48 semanas fue favorable en comparación con la de los estudios de autorización del interferón -beta 1a para esta indicación. En los 17 pacientes del estudio se constataron 5 relapsos, 4 de los cuales ocurrieron en el mismo paciente.

Las lesiones activas combinadas en la resonancia magnética se circunscribieron casi en su totalidad a la ponderación T2, con una reducción del volumen de lesión total en T2, lo que sugiere una reducción en la carga de la enfermedad y una estabilización dela misma. RHB-104 fue bien tolerado, sin que se observaran efectos adversos serios ni complicaciones clínicas inesperadas. Ira Kalfus, Director Médico de RedHill, afirma que estos resultados son prueba de concepto del potencial terapéutico del fármaco en la RR-EM. El ejecutivo también indica que el beneficio pareció mantenerse incluso después de haber finalizado el tratamiento.

El efecto del antibiótico es consistente con la noción de que un sistema inmunitario desregulado por una infección bacteriana puede jugar un papel en la patogénesis de la EM.

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.