publicidad

I+D en Área médica
y farmacia clí­nica   

La gestión adecuada del conocimiento, en eSalud, es clave para mejorar la atención sanitaria

gestioacuten adecuad

La Fundación Gaspar Casal y la compañía farmacéutica Almirall han presentado el libro ‘eSalud: Aplicaciones y tendencias’, un análisis que permite indagar en la aplicación de las nuevas tecnologías digitales al sector sanitario con la finalidad de mejorar la calidad de la Atención Primaria y cuidar la salud de los pacientes.

¿Cómo dar continuidad al trabajo sanitario en Internet? ¿Qué repercusión ha tenido la evolución de la Web en el campo de la medicina? ¿Cuáles son las nuevas tendencias en eSalud? ¿Cómo mejoran la adherencia al tratamiento de los pacientes? ¿Qué herramientas digitales aplican los médicos? Éstos son algunos de los aspectos que se abordan en el libro eSalud: Aplicaciones y tendencias, elaborado por la Fundación Gaspar Casal, en colaboración con la compañía farmacéutica Almirall, que se ha presentado en Madrid este miércoles, con el objetivo de ensalzar la aplicación digital como elemento fundamental para construir conocimiento en el mundo sanitario.

Joan Heras, director de Medical & Public Affairs, Almirall, ha introducido el evento. De acuerdo con sus palabras, el libro pretende tocar todo lo que está en el contexto. “No es que exista un mundo digital, sino que vivimos en un mundo digital, porque el mundo ha adoptado el contexto digital. Estamos atrapados en comunidades inteligentes, en un mundo en el que el ciudadano y el paciente tienen cada vez más empoderamiento. En definitiva, la digitalización al servicio de esta sociedad. Es en este contexto en el que en Almirall entendemos que es clave canalizar las necesidades cambiantes de los profesionales y gestores sanitarios para mejorar los resultados en salud de los pacientes”, ha expresado. A continuación, Sergio Vañó, FEA Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Ramón y Cajal, que ha escrito el capítulo sobre las principales redes sociales y la gestión de followers, ha contado que una vez soñó con la búsqueda por parte del paciente de información digital, con conectarse con otros colegas para avanzar en investigación o con poder medir el daño solar que se produce en la piel y difundirlo a través de sistemas digitales, entre otras cosas. Y ese sueño “se ha cumplido”. “La eSalud no es que esté por llegar, sino que ha llegado. Facilita mucho mi práctica día a día”, ha manifestado. A su juicio, había necesidad de hacer un resumen de las aplicaciones actuales y de las tendencias del futuro, que es lo que hace el libro.

Precisamente, algunos de los profesionales que han colaborado para la edición del libro han intervenido en una mesa redonda Mesa Redonda sobre Aplicaciones de la eSalud en el entorno sanitario. Temas como la necesidad de cambiar la forma de evaluación para acelerar la transformación digital del Sistema Nacional de Salud (SNS) hacia un modelo más realista que facilite la toma de decisiones y se adapte a la realidad de la tecnología y potencial innovador de las TIC para la Sanidad; son algunos de los protagonistas del libro. El moderador ha sido Rafael Bravo, SERMAS, que ha elaborado el preámbulo.

Miguel Ángel Máñez, director de RRHH del Hospital Universitario de Fuenlabrada, encargado del capítulo Las TIC´s y la gestión del conocimiento. Aprendizaje e inteligencia colectiva, ha defendido que el conocimiento ha de tenerse en el puesto de trabajo. “Hay que tener conocimientos para buscar, para filtrar, para leer, para procesarlos, para organizarlos y tenerlos disponibles, para crear, para compartir y para conversar. Al final, todo esto es aprender”, ha precisado. Ha añadido que “la gestión adecuada del conocimiento, bien a través de bases de datos, de sistemas de aprendizaje colectivo o de herramientas de Big Data, es clave para mejorar la atención sanitaria y la gestión de estas organizaciones”. Ha llamado la atención sobre que hay organizaciones que no se adaptan rápidamente a su entorno. Ha hecho hincapié en que es muy importante el papel de la inteligencia colectiva y en que es necesaria la cultura del compartir. Ha recomendado también huir del deslumbramiento tecnológico, adaptar todo esto a las necesidades, generar conocimiento con el trabajo, ser conscientes de que el autoaprendizaje es colectivo y saber que la tecnología va a cambiar.

Francisca García Lizana, Agencia de Evaluación deTecnologías Sanitarias, Instituto de Salud Carlos III, MINECO, que ha escrito el capítulo Evaluar para publicar versus evaluar para transformar, ha informado de que hay una tendencia significativa a un incremento de las publicaciones, pero que pocos médicos utilizan la eSalud. “Tenemos una responsabilidad en que nuestras investigaciones se implementen”, ha sentenciado. “Estamos hablando de procesos complejos, de tecnologías diferentes”, ha recordado. Ha aseverado igualmente que es el momento de cambiar la cultura del tradicional sistema de investigación e innovación para orientarse a un modelo más eficiente en términos de retorno de los resultados de investigación. “Cuatro factores marcan la toma de decisiones a nivel sanitario: demostrar valor y pruebas de eficiencia, masa crítica suficiente que dé confianza a dichas pruebas, cambio cultural de la organización y financiación estructurada”, ha glosado. Ha dejado claro que la transformación digital no podrá producirse sin una “estrategia global consensuada”. Actualmente, “hay una descoordinación que es la que produce los retrasos y los errores”, por lo que es recomendable iniciar estrategias de evaluación coordinada para servicios potencialmente escalables y de alto impacto social y económico orientadas a conseguir evidencias suficientes para su incorporación al SNS directamente. Su propuesta es medir valor añadido.

César Garcia, co-fundador del espacio Markespace Madrid, que ha escrito el capítulo Internet de las cosas y sus aplicaciones en salud, se ha centrado en el término Internet de las Cosas, que engloba todos aquellos objetos conectados a Internet. “Los problemas que se van a encontrar de implantación de iniciativas son más sociales que de tecnología”, ha apuntado. “Se habla de Internet de las Cosas porque hay un potencial de negocio enorme. Nada crece tanto como los objetos conectados. Añadir conectividad a los objetos es mucho más barato que nunca. Otra de las claves es que disponemos de prototipos con licencias abiertas y que podemos crear cosas a partir de las de otras personas. Si bien, tenemos muchos retos por delante para que esto sea común en el día a día”, ha expuesto. Los ha enumerado: “Está la cuestión de los estándares como reto, el de la brecha digital, el de la seguridad, el de la privacidad, el del coste de los objetos conectados sanitarios, que se multiplica exponencialmente”.

Por último,Juan Ernesto del Llano, director de la Fundación Gaspar Casal, que se ha encargado del capítulo ¿Cómo mejorar la diseminación de la innovación sanitaria?, ha improvisado. A la pregunta de “¿cómo mejoramos la innovación, la que merece la pena?”, ha criticado que tiene muchos problemas para llegar al estamento clínico. A su entender, los incentivos de los actores (el Gobierno, la Administración, los centros sanitarios, el médico y el paciente) “no están alineados”. “La digitalización no ha entrado en el sistema porque estos agentes no tienen la complicidad necesaria”, ha concluido.

publicidad
Copyright © 2015 - All Rights Reserved -Publimasdigital.com (Grupo Edimicros) Programación y Web : webmaster@publimasdigital.com. La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación. www.immedicohospitalario.es esta inscrita el 18/12/2014 como soporte valido en el Registro n.03336E/226535/2014 de la Generalitat de Catalunya, Departamento de Salud