publicidad

I+D en Área médica
y farmacia clí­nica   
Gestión
Hospitalaria   

Se reduce progresivamente el número de animales utilizados en investigación clínica

reduce progresivamen

Este martes, 20 de septiembre, la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE) ha presentado el Acuerdo de transparencia sobre el uso experimental de animales en España, con el que se pretende hacer comprender a la población que los modelos animales son imprescindibles para hacer avanzar la Medicina, siendo muchas veces la única vía investigadora.

Esta mañana, la Residencia de Estudiantes de Madrid fue el marco en el que se presentó el Acuerdo de Transparencia sobre el uso de animales en experimentación científica en España, promovido por la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE). Entre otras entidades, el texto ha sido suscrito por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), los parques científicos de Madrid y Barcelona, numerosas universidades, abundantes institutos de investigación y sociedades científicas españolas como las de Diabetes (SED), Microbiología (SEM), Inmunología (SEI), Farmacología (SEF), Neurociencia (SENC), Epidemiología (SEE), Biología Celular (SEBC), etc. Incluyendo también el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), el Instituto Cajal y centros asistenciales como el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo.

Actuó como moderador del acto Juan Lerma, secretario general de la Federación Europea de Sociedades de Neurociencias (FENS), vocal de ciencias de la vida en la junta directiva de COSCE y profesor investigador del CSIC. Según sus palabras, el acuerdo suscrito busca ampliar para los ciudadanos la información disponible sobre la experimentación con animales en España, tal como se ha hecho en el Reino Unido. Hace dos años, el Gobierno británico empezó a explicar la necesidad y ventajas para la salud colectiva de realizar experimentos con animales y en solo 24 meses la opinión pública ha ido cambiando su opinión inicialmente negativa. La investigación mediante modelos animales es una actividad profusamente regulada en Europa, mediante una directiva ya transpuesta al sistema jurídico español, a través del real decreto 53/2013. Los proyectos de investigación son supervisados por comités de ética institucionales y externos a los institutos, correspondiendo a las Comunidades Autónomas decidir sobre su autorización.

En su calidad de coordinador del grupo de trabajo de COSCE sobre investigación con animales, Lerma señaló que el documento no es un papel sin contenido, ya que las entidades firmantes podrían ser expulsadas del acuerdo si durante el seguimiento que se va a realizar se apreciara que no han cumplido sus compromisos. Dichos requisitos son comunicar con claridad las razones de investigar con animales, informar a la población general y los medios de comunicación sobre los proyectos, participar en iniciativas divulgativas sobre el tema y reportar anualmente los avances alcanzados, poniendo en común las respectivas experiencias cosechadas.

Uno de los argumentos aportados por el coordinador fue que está descendiendo el número de animales utilizados en experimentos clínicos. Si en el año 2013 se utilizaron 924.000 especímenes, fundamentalmente roedores, esa cifra descendió un 20% en el año 2014. Dato que contrasta con los 41 millones de cerdos y 700 millones de pollos que se sacrifican anualmente por la industria alimentaria. Por otro lado, Lerma encontró difícil convencer al movimiento animalista, representado por organizaciones como PACMA, de la necesidad de seguir investigando con animales. Señalando como curiosidad que tuvo que asistir a un encuentro con estudiantes de Biología entre los cuales, algunos de ellos “objetaron” a la hora de hacer prácticas de anatomía con animales durante sus estudios.

En representación de la Asociación Europea de Investigación Animal (EARA), su directora de Comunicación, Enma Sánchez, declaró que tras experiencias similares realizadas en Bélgica e Italia tocaba ahora promover una mejor información sobre los modelos animales en España. Según sus palabras, se trata de hacer partícipes a los ciudadanos de todo el procedimiento científico, incluyendo aspectos a veces controvertidos como la experimentación con animales. Por su parte, el presidente del Comité de Ética del CSIC y de la Fundación CSIC, Miguel García Guerrero (CSIC), afirmó que su comisión supervisa todos los proyectos de investigación que incluyen animales, a realizar por los cerca 30 centros de la red del consejo, como paso previo a las validaciones que hacen las comunidades autónomas.

Completaron la presentación del acuerdo el director para Europa y América de la Asociación Internacional para la Evaluación y Acreditación del Cuidado de Animales de Laboratorio (AAALAC), Javier Guillén, y el investigador del CSIC y del CIBERER-ISCIII Lluís Montoliu. Mientras que el primero señaló que la mayoría de las investigaciones con animales van destinadas a conseguir progresos en especialidades como la Oncología o las enfermedades neurodegenerativas, el segundo informó que la mayoría de sus trabajos se centran en determinadas enfermedades raras en las que la única vía posible de investigación son los modelos animales. Ambos señalaron el principio de transparencia como el elemento fundamental a la hora de realizar estos trabajos.

Pie de foto:  De Izda a Dcha: Enma Sánchez (EARA), Miguel García Guerrero (CSIC), Juan Lerma (CSIC), Javier Guillén (AAALAC) y Lluís Montoliu (CSIC)

Seguir leyendo...
publicidad

Copyright © 2017 - All Rights Reserved -Publimasdigital.com (Grupo Edimicros) Programación y Web : webmaster@publimasdigital.com. La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación. www.immedicohospitalario.es esta inscrita el 18/12/2014 como soporte valido en el Registro n.03336E/226535/2014 de la Generalitat de Catalunya, Departamento de Salud