publicidad

I+D en área médica y farmacia clínica   

nuevas opciones para

La inmunoterapia aplicada al cáncer es el primer tratamiento responsable de modificar la historia natural del melanoma metastásico. Éste fue uno de los principales mensajes de la rueda de prensa sobre KEYTRUDA® (pembrolizumab) que tuvo lugar en el marco del encuentro ‘Transformando el futuro del cáncer’, organizado por MSD.

MSD celebró este jueves y este viernes pasados, en Madrid, una reunión de máximo nivel internacional a la que asistieron unos 200 expertos en Oncología, Dermatología y Farmacia. El objetivo del encuentro, con el nombre Transformando el futuro del cáncer, fue hacer una revisión de los últimos avances en inmunología aplicada al tratamiento del cáncer.

El laboratorio aprovechó la ocasión para organizar una rueda de prensa el viernes sobre KEYTRUDA® (pembrolizumab). Se trata de la primera y única terapia anti-PD1 en proporcionar un beneficio en supervivencia global superior a ipilimumab, actual estándar de tratamiento en melanoma metastásico en primera línea de tratamiento. En ella participó la Prof. Dra. Georgina Long, BSc, PhD, M.D., MBBS FRACP investigadora y médico oncólogo en el Melanoma Institute of Australia, Universidad de Sydney, que abordó el impacto del melanoma en la sociedad aportando un punto de vista internacional.

Long contó que el melanoma es un problema grave en Australia y que ve más de 2.000 pacientes al año. Recordó que se puede expandir en el 10-15% de pacientes que lo tienen. Cuando se expande, de acuerdo con sus palabras, puede ser una enfermedad mortal en muchos pacientes que tienen metástasis del melanoma en el cerebro o en otras partes. La supervivencia, detalló, es de nueve a doce meses. Asimismo, afirmó que el melanoma es muy común en los menores de 40 años. “Tiene un gran impacto en la vida familiar y laboral de las personas. En los últimos años, hemos asistido a una auténtica revolución. Lo bueno es que hay muchos pacientes que están superando el cáncer y que tienen una vida satisfactoria”, dijo.

Compartió la historia de un hombre de 34 años que fue a su consulta en 2014. Tenía un melanoma que se había expandido a pulmones, a órganos linfáticos y a nódulos abdominales. Su esposa estaba embarazada de su primer hijo. Le pusieron en un ensayo clínico con pembrolizumab. “Puedo decirles que, a día de hoy, él está estupendamente y el melanoma ha desaparecido de su vida. Su hijo tiene 15 meses y ahora están planeando el segundo. Ha retomado su vida a tiempo completo. Sólo hay un día que se toma media jornada para venir a mi consulta y administrarle la medicación”, relató Long.

Ésta es una de las historias de pacientes a los que les está yendo muy bien con el fármaco citado. “Anteriormente, la supervivencia de un año estaba en el 25-30%. Ahora está por encima del 70%. Aunque queda trabajo por hacer por ese 30% restante, tenemos una base de medicamentos fantásticos que extienden la supervivencia de pacientes con melanoma”, subrayó.

Para el Dr. Salvador Martín Algarra, presidente del Grupo Español Multidisciplinar de Melanoma (GEMM), el mensaje de Long fue clarísimo. “Ha cambiado de forma radical el perfil de esta enfermedad. El punto de partida era tremendamente negativo”, avaló. “Nuestro deseo ha sido incorporar nuevas drogas. Participar en ensayos. ¿Por qué inmunoterapia? Porque había evidencias de que había pacientes que con ella controlaban su enfermedad durante mucho tiempo. Lo que más me impactaba es el hecho de que en España fallecen cada día entre dos y tres personas por melanoma metastásico. Esta perspectiva, compartida por otros profesionales, nos llevó a ser muy proactivos en la búsqueda de ensayos clínicos. Los ensayos clínicos nos permiten ofrecer a los pacientes nuevas opciones”, sostuvo Martín Algarra. Hizo hincapié en que el melanoma en España es una enfermedad relevante, que ha cambiado enormemente en los últimos cinco años, gracias a la decisión del propio sistema sanitario y de los agentes implicados por potenciar la investigación aplicada.

Según el Dr. Alfonso Berrocal, jefe de sección del servicio de Oncología del Hospital General Universitario de Valencia, desde la publicación de los primeros resultados de las nuevas inmunoterapias en los pacientes con melanoma en el año 2010, no se ha dejado de avanzar en conseguir cada vez mayor respuesta y supervivencia para los pacientes con melanoma avanzado. “La inmunoterapia ha sido el primer tratamiento que ha modificado la historia natural de esta enfermedad, que ha pasado de una letalidad casi absoluta a unos porcentajes de supervivencia a largo plazo muy satisfactorios”, declaró.

Historias como la que ha contado Long las acumulamos en los últimos cinco años. Durante más de 30 años, el único abordaje que teníamos era la quimioterapia y tenía poco impacto. La investigación en inmunoterapia ha sido muy intensa para buscar recursos inmunológicos para luchar contra esta enfermedad. En los 90 empezaron a aprobarse. El ipilimumab superó las expectativas. La supervivencia prolongada de los pacientes, más allá de los dos años, pasó del 10% al 22%. Y ahora, con este nuevo fármaco, pembrolizumab, el 75-85% de los pacientes está vivo al año y el 45% a los dos años. La inmunoterapia a todos los que hacemos melanoma se ha convertido en tratamiento de base”, consideró.

La Dra. María Victoria Tornamira, directora médica de Oncología de MSD en España, comunicó que KEYTRUDA está disponible en centros hospitalarios desde el 1 de enero. “Como compañía, tenemos un compromiso con la medicina personalizada”, manifestó. “La inclusión de pembrolizumab en el Sistema Nacional de Salud (SNS) responde a nuestro objetivo de agilizar el proceso de la investigación inmuno-oncológica en beneficio de los pacientes, asegurando en este caso su disponibilidad para los pacientes con melanoma avanzado en España. De esta manera, desde MSD continuamos contribuyendo a nuestra misión de ayudar a salvar y mejorar vidas”, recalcó.

Las tasas de supervivencia a dos años con pembrolizumab son de aproximadamente un 49% frente al 20% con la inmunoterapia previa. Por otro lado, el doctor Berrocal informó de que este medicamento tiene una tasa muy baja, del 10% de pacientes, de efectos secundarios.

El futuro parece que va a ser la combinación de tratamientos. Tenemos datos preliminares muy esperanzadores con combinación de inmunoterapias y este es el sentido que están tomando los ensayos actuales. Se combinarán estos fármacos con terapias dirigidas en el caso de los pacientes con mutaciones de B-RAF y, por supuesto, se están desarrollando nuevos fármacos de inmunoterapia dirigidos a otros receptores con mecanismos nuevos de acción”, dijo Berrocal. “Lo que estamos aprendiendo con el melanoma servirá como molde para otros cánceres”, matizó Long. El tratamiento tiene una duración de dos años y se administra una inyección cada tres semanas. KEYTRUDA se está investigando para más de 30 tipos de tumores.

publicidad
Copyright © 2015 - All Rights Reserved -Publimasdigital.com (Grupo Edimicros) Programación y Web : webmaster@publimasdigital.com. La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación. www.immedicohospitalario.es esta inscrita el 18/12/2014 como soporte valido en el Registro n.03336E/226535/2014 de la Generalitat de Catalunya, Departamento de Salud