publicidad

I+D en área médica
y farmacia clínica   

quothay muchas perso

En el Hospital Vithas Nuestra Señora de América, realizan prevención secundaria del ictus, para que el paciente no vuelva a tener un nuevo episodio, y se ofrece rehabilitación para el tratamiento de las secuelas. En dicho centro insisten en que, ante los primeros síntomas de sospecha, aunque sean leves, hay que avisar a los servicios sanitarios. Es necesaria la concienciación a la sociedad para prevenir los factores de riesgo cerebrovascular. Igualmente, la información para un mejor conocimiento de los síntomas de un ictus, con vistas a una identificación y tratamiento precoz.

Las causas principales del ictus son los factores de riesgo vascular; como la tensión arterial alta, la hipercolesterolemia, la diabetes, el tabaco y el sedentarismo, asociado a la obesidad. En personas de edad avanzada, una arritmia cardíaca, llamada fibrilación auricular, es una causa frecuente. ¿Por qué esta enfermedad se ha ido incrementando en número en los últimos años? Joaquín Ojeda, neurólogo y coordinador del Servicio de Neurología del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, señala que es debido, básicamente, al aumento de la esperanza de vida. También por el aumento de la obesidad y del consumo de tabaco.

Por ello, destaca que “la clave es la prevención en los factores de riesgo que son modificables”. Matiza que la edad es el principal factor de riesgo, y que no se puede modificar. “Si queremos actuar en la población; hay que conseguir que la gente se trate el colesterol, el azúcar o la tensión, que evite los tóxicos, que deje de fumar y que haga ejercicio para evitar el sedentarismo. En personas mayores, aparte de todo esto, también llevar a cabo un seguimiento para descartar la fibrilación auricular, que es la causa más frecuente de ictus en las personas de edad avanzada”, declara.

Ojeda insiste en la necesidad de educar a la población en un mejor conocimiento de los síntomas de un ictus, con vistas a una identificación y a un tratamiento precoz. Los signos más frecuentes de debut de un ictus isquémico son “la pérdida brusca de fuerza o de sensibilidad de alguna parte del cuerpo, la pérdida de capacidad para hablar o la confusión. El ictus hemorrágico muchas veces debuta además con dolor de cabeza”, expone Ojeda.

El coordinador del Servicio de Neurología del Hospital Vithas Nuestra Señora de América considera que, en general, hay poca información entre la población sobre el ictus. Las campañas de sensibilización sobre ictus son muy importantes, puesto que “hay muchas personas que no saben identificar los síntomas”. Añade que “el ictus tiene la singularidad de que el pronóstico depende mucho del tiempo en el que se empieza a instaurar el tratamiento. Cuánto antes, mejor. De ahí la necesidad de un diagnóstico  lo más precoz posible”. Hace hincapié en minimizar el tiempo de atención a un paciente con ictus, es decir reducir al máximo lo que llaman los americanos el “tiempo del síntoma a la aguja” (door to needle), desde el inicio del síntoma al inicio del tratamiento.

“Tienes cuatro horas y media. Es un tiempo clave. Si te pasas de las cuatro horas y media, las posibilidades de tratamiento disminuyen mucho y las probabilidades de mortalidad y de que queden secuelas es mucho más alta”, aclara. “Hay que incidir sobre todo en la necesidad de que esto es una emergencia. Ante los primeros síntomas de sospecha, aunque sea leve, hay que avisar a los servicios sanitarios. El tratamiento precoz ha demostrado mejorar enormemente el pronóstico de vida y de secuelas de estos pacientes. ‘El tiempo es cerebro’, como dice la Sociedad Española de Neurología. Cada minuto que pasa es un cerebro que puede morir y que, sin embargo, con tratamientos podemos recuperar”, asevera. Recuerda que el ictus es la primera causa de discapacidad en nuestra sociedad avanzada. (…)

Para leer el artículo completo haz click en el PDF adjunto.

publicidad
Copyright © 2015 - All Rights Reserved -Publimasdigital.com (Grupo Edimicros) Programación y Web : webmaster@publimasdigital.com. La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación. www.immedicohospitalario.es esta inscrita el 18/12/2014 como soporte valido en el Registro n.03336E/226535/2014 de la Generalitat de Catalunya, Departamento de Salud