publicidad

I+D en Área médica
y farmacia clí­nica   
Gestión
Hospitalaria   

"Los nuevos fármacos permiten un control de la psoriasis con mínimos efectos secundarios"

quotlos nuevos faacu

Las encuestas dicen que aún existe un 25% de pacientes con psoriasis moderada y grave que no tienen la enfermedad bajo control y no siguen un tratamiento adecuado. El Doctor Miquel Ribera asegura que debe insistirse en dar a conocer entre los pacientes y todos los agentes de salud que existen tratamientos muy efectivos y seguros para manejar la psoriasis que, además, previenen el desarrollo de otras enfermedades.

Su especialización en psoriasis se remonta a más de 15 años. Desde esa experiencia, el doctor Miquel Ribera, dermatólogo consultor senior en el Hospital Universitario del Parc Taulí de Sabadell, asegura que en los últimos diez años, desde la aparición de los fármacos biológicos, la psoriasis ha vivido una “auténtica revolución” en lo que se refiere al conocimiento de la enfermedad, sus mecanismos patogénicos y el desarrollo de “nuevos fármacos que han permitido un control de la enfermedad con mínimos efectos secundarios”.

Ribera no pasa por alto, sin embargo, que varias encuestas realizadas por asociaciones de pacientes de países occidentales, incluida España, detectan que alrededor de un 25% de los pacientes con psoriasis moderada y grave no siguen tratamientos adecuados y que no tienen la enfermedad bajo control. “En la actualidad, en un país como el nuestro y con los tratamientos de los que disponemos, es una lástima que todavía haya enfermos no tratados o tratados de manera subóptima”, considera. “Los enfermos de psoriasis, los médicos no especialistas, los farmacéuticos comunitarios y todos los agentes de salud deben saber que actualmente ya disponemos de tratamientos muy efectivos y seguros para el tratamiento de la psoriasis”, insiste,“que una enfermedad no se cure no quiere decir que no podamos controlarla y dejar la piel sin lesiones visibles gracias al tratamiento”.

En este sentido, advierte de que el hecho de padecer una enfermedad como la psoriasis, en la que hay un estado de inflamación permanente especialmente en las formas más intensas de la enfermedad y sobre todo si no se sigue tratamiento, favorece el desarrollo de otras enfermedades. “A este fenómeno se le llama comorbilidades y, en el caso concreto de la psoriasis, los enfermos tienen con mayor frecuencia obesidad, diabetes, dislipemia, hipertensión y síndrome metabólico, lo que suponen factores de riesgo cardiovascular que hacen que la esperanza de vida de estos enfermos sea menor”, advierte Ribera.

Recuerda, además, que es más frecuente la afectaciónn psicológica, en forma de ansiedad y depresión, que se traducen en muchas ocasiones en mayores tasas de hábito tabáquico y enólico.  Asimismo, hasta un 20% de los enfermos de psoriasis pueden llegar a desarrollar una artritis inflamatoria.

Fármacos biológicos, un gran avance

Hace más de diez años se empezaron a utilizar tratamientos más novedosos como los fármacos biológicos y las llamadas moléculas pequeñas, que ejercen un efecto antiinflamatorio de una forma más selectiva bloqueando enzimas o citocinas proinflamantorias concretas. “Estos medicamentos han supuesto un gran avance por su elevada eficacia y seguridad”, considera Ribera, que dice que en todo caso los tratamientos habituales para las formas leves de psoriasis, cuando las lesiones afectan menos del 10% de la superficie cutánea, son los corticoides tópicos solos o asociados a derivados de la vitamina D.

También se utiliza la fototerapia con radiación ultravioleta A o B y, en las formas moderada y graves con mayor superficie cutánea afectada o en que no se controlan con los anteriores tratamientos, inmunosupresores como el metotrexato y la ciclosporina a dosis antiinflamatoria. Entre los avances más destacados, Ribera destaca precisamente el conocimiento de los mecanismos inflamatorios que subyacen en el desarrollo de las lesiones, “que ha permitido identificar citocinas proinflamatorias y, para bloquearlas de forma selectiva, se han desarrollado los medicamentos biológicos”. “Con cada nuevo medicamento que aparece se gana en eficacia sin perder seguridad”, asegura.

El cuidado, el mejor tratamiento

La adherencia a un tratamiento adecuado es, según Ribera, el mejor cuidado de la piel que puede seguir una persona con psoriasis. “Es importante también evitar traumatizarse y rascarse la piel, ya que los microtraumatismos estimulan la aparición de nuevas lesiones. Y seguir una alimentación sana, rica en vegetales, legumbres y frutas, y pobre en azucares y proteínas de origen animal”, añade, puntualizando que sobre todo debe evitarse la obesidad y el sobrepeso.

Ribera también destaca que de forma continua se están produciendo avances en la investigación de la psoriasis, identificándose nuevas citocinas implicadas en la patogenia de la enfermedad y los genes que las codifican, “que aportan nuevas potenciales dianas terapéuticas contra las que desarrollar nuevos medicamentos”.

Además recuerda que, recientemente, un equipo de investigadores españoles ha demostrado que el gen TREX2 posee un papel relevante en la respuesta inflamatoria de la psoriasis que supone “la identificación de una nueva potencial diana terapéutica para la que podrían desarrollarse nuevos fármacos”. En cualquier caso, señala que “todavía se desconoce el mecanismo de acción completo de TREX2 en el desarrollo y mantenimiento de la psoriasis. Este hallazgo puede ser interesante, pero es muy inicial. Solo el tiempo dirá si será importante y podrán desarrollarse medicamentos específicos, seguros y eficaces que actúen sobre este gen”.  (...)

Para leer el artículo completo haz click en el PDF adjunto.

publicidad
Copyright © 2015 - All Rights Reserved -Publimasdigital.com (Grupo Edimicros) Programación y Web : webmaster@publimasdigital.com. La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación. www.immedicohospitalario.es esta inscrita el 18/12/2014 como soporte valido en el Registro n.03336E/226535/2014 de la Generalitat de Catalunya, Departamento de Salud